Home / Ciencia y Tecnología / La Casa de la Ciencia, un universo por descubrir
Fachada de la Casa de la Ciencia (Pabellón de Perú). Foto: Jose Antonio Moreno.

La Casa de la Ciencia, un universo por descubrir

Fachada de la Casa de la Ciencia (Pabellón de Perú). Foto: Jose Antonio Moreno.

Fachada de la Casa de la Ciencia (Pabellón de Perú). Foto: Jose Antonio Moreno.

La Casa de la Ciencia es un centro de divulgación científica y medioambiental situado en el Pabellón de Perú, edificio que perteneció a la Exposición Iberoamericana de 1929 y que en 2011 fue cedido al CSIC, para que pudiera hacer llegar a la población el conocimiento científico.

Hace un año nació como museo y en él podemos encontrar un sinfín de actividades (exposiciones, talleres, seminarios, conferencias) con el objetivo de hacer ameno el acercamiento a la ciencia, incluso para aquellos que en un principio no se sientan atraídos por ella.

Con este pretexto de aniversario nos hemos acercado a la Casa de la Ciencia para conocer más acerca de su funcionamiento. Tras la visita a la exposición Moléculas de la Vida, tuvimos la oportunidad de hacer unas preguntas al guía:

¿Por qué cree que es importante ofrecer un espacio para la ciencia en la oferta cultural de Sevilla?
En realidad, casi en todas las grandes ciudades hay un museo dedicado a la ciencia. Hay espacios culturales dedicados a todo tipo de temáticas: arte, arqueología, historia de la antigüedad… Y así mismo, también era importante que hubiese un espacio para la divulgación de la ciencia. Sevilla no lo tenía, y hace un año aproximadamente se abrió la Casa de la Ciencia, ya musealizada en su totalidad, aunque aún queda una parte del edificio que está en reformas. En conclusión, es necesario que haya en la ciudad un punto de encuentro entre la sociedad y la comunidad científica, convirtiéndose así en un pilar fundamental para la sociedad del conocimiento científico.

El pasado 20 de febrero cumplisteis un año con este régimen de museo, ¿cómo ha ido este año? ¿Ha sido alto el volumen de visitantes?
En este primer año hemos establecido un programa de exposiciones permanentes en las que se pueden ver cetáceos, geología e insectos, que están de forma permanente en el pabellón, y siempre hay una exposición temporal. Al hacer el balance de este primer año a partir de un estudio que se hizo con la primera exposición (La red eléctrica), se contabilizaron más de cincuenta y siete mil visitantes, lo cual era una cifra bastante interesante, porque estos números suelen conseguirse con el paso del tiempo y la fidelización de los visitantes, pero aquí se ha conseguido muy rápido. Así pues, la aceptación de público ha sido bastante buena, además, aún estamos en un proceso de inauguraciones. La Casa de la Ciencia se está posicionando en la ciudad como un equipamiento cultural y de referencia.

Interior de la Casa de la Ciencia. Foto: Jose Antonio Moreno.

Interior de la Casa de la Ciencia. Foto: Jose Antonio Moreno.

¿Tiene la Casa de la Ciencia suficiente apoyo por parte de las diferentes instituciones o le cuesta realizar su actividad en cuanto a la forma de financiación?
Bueno eso es un poco como todo, no estamos desatendidos pero supongo que siempre se puede aspirar a un poco más. La Casa de la Ciencia depende del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y solo habría que hacer una revisión en los últimos titulares que salen sobre el CSIC para ver que todo está relacionado con los recortes, los despidos, las pérdidas de presupuestos, etc. y nosotros no somos ajenos a eso. Lo que pasa es que el museo ya abrió con esa realidad, entonces lo que se está buscando es un modelo de autogestión y por ello se estableció un precio de entrada. El fin del museo es no depender absolutamente de presupuestos institucionales.

¿Qué tipo de público os visita? ¿Es difícil hacer una explicación interesante sin que deje de ser rigurosa o sea demasiado simple?
No del todo, a lo mejor esa dificultad está más marcada cuando viene un público heterogéneo como el que atendemos los fines de semana donde puede haber en un mismo grupo niños de 3, 4 y 5 años, científicos de CSIC, profesores o ancianos que nunca han visitado un museo. Con los públicos tan variados es cuando resulta más difícil hacer que le interese a todo el mundo la explicación sin que se pierda rigor y sin que se analicen las ciencias, ya que estamos aquí para todo lo contrario. El objetivo de la Casa de la Ciencia es transferir conocimientos científicos de una forma cercana y accesible para todos los visitantes. Salvo por este tipo de público tan variado después no resulta difícil, porque en el servicio educativo que tiene la Casa de la Ciencia adaptamos la visita a los perfiles de público que nos visitan. Por ejemplo, cuando se organizan visitas desde centros educativos es muy sencillo darles un repaso acorde con la materia que estén dando en sus centros educativos.

Exposición sobre cetáceos en la Casa de la Ciencia. Foto: Jose Antonio Moreno.

Exposición sobre cetáceos en la Casa de la Ciencia. Foto: Jose Antonio Moreno.

Para finalizar, mucha gente suele relacionar la ciencia con algo tedioso, ¿qué le diría a aquellos que se resisten a venir porque piensen que la Casa de la Ciencia es un museo con exposiciones complicadas y aburridas?
A priori este pensamiento puede ser bastante lógico porque es verdad que parece que haya que tener unos conocimientos previos para poder asimilar los contenidos que se cuentan a la gente. Pero una de las grandes apuestas que ha hecho la Casa de la Ciencia ha sido ofrecer servicios educativos y ofertas didácticas de calidad. Todo lo que se intenta es transmitir conocimientos rigurosos; siempre de forma atractiva, cercana, amena e interesante.
Hay muchas formas de trasmitir esos conocimientos realizados de una forma dinámica, interactiva y participativa; por ejemplo los talleres, las conferencias, los cursos y las proyecciones.

Más información | Casa de la Ciencia

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

La fachada de la Giralda solía ser roja

Los trabajos que se han hecho de restauración de la catedral, coordinados por el profesor de la US Jaime Navarro, ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies