No te pierdas:
Inicio / Comunicación / Javier Blanco: “Tienes que pelearte con quien haga falta para conseguir la información más objetiva”
Javier Blanco, periodista en Canal Sur Radio entre otros medios

Javier Blanco: “Tienes que pelearte con quien haga falta para conseguir la información más objetiva”

En un momento que podríamos catalogar como convulso o agitado en el panorama mundial y en el ámbito del periodismo concretamente, nos reunimos con Javier Blanco, un joven periodista sevillano que estudió en nuestra Facultad de Comunicación y que está haciendo un gran trabajo en los medios. Si eres cofrade, puede que lo conozcas por El Llamador de Canal Sur Radio. Ha tenido la amabilidad de atendernos para charlar un poco sobre sus experiencias profesionales y su visión del oficio en la actualidad. Desde aquí agradecemos su cordialidad al tiempo que te dejamos con la entrevista completa.

Estudiaste Periodismo. ¿Cuándo surgió la vocación?
No diría que desde muy pequeño, pero sí desde muy joven, porque empecé a escribir unos artículos para el boletín del colegio en el que estudié, el Colegio Claret de Sevilla. Un profesor de Lengua en la ESO me dijo que se me podía dar bien. Siempre me había interesado mucho la actualidad, la radio, la televisión… Y decidí probar. Estoy muy contento con la elección.

¿Con qué te quedas de tus años en la facultad?
Me quedo con las clases de algunos profesores especialmente. Al principio tenía muchas ganas de trabajar y de hacer la carrera, aunque pronto me di cuenta de que los primeros años eran muy teóricos. No me desanimé porque tenía muy claro que quería estudiar Periodismo a toda costa, por lo que desde segundo o tercer año comencé las prácticas en las empresas. En tercero, en concreto, empecé en la Cadena SER y El Correo de Andalucía, lo cual me motivó. Además, los últimos años sí eran más especializados y se acercaban más a lo que uno realmente buscaba, los primeros años las asignaturas eran comunes a Comunicación Audiovisual y Publicidad.

¿Hubo alguna asignatura que se te atragantase?
Lengua, que creo que ahora tiene otro nombre (Competencia Comunicativa en Español), esa fue la última asignatura que acabé de la carrera.

Aunque eres joven, ya tienes una cierta trayectoria y has trabajado en distintos medios. ¿Cuesta hacerse un hueco?
Sí cuesta, no te voy a mentir. Pero creo que al final con trabajo constante, si decides que quieres poner todo tu empeño y todas tus fuerzas en ello, lo consigues perfectamente. Yo aconsejo siempre tener alguna experiencia internacional. Una de las grandes experiencias que me llevo de la facultad fue una beca Erasmus en Italia, tanto a nivel profesional como personal. Me llevé las últimas asignaturas de la carrera. Desenvolverte fuera de tu país es algo que recomiendo y que a mí me sirvió mucho.

¿Nos puedes contar un poco dónde has trabajado y lo que te ha aportado cada sitio?
Si empezamos por las prácticas, comencé con la beca Multimedia para hacer prácticas en empresas durante la carrera o cuando la terminaras, que consistía en estar tres meses en Cadena SER, tres meses en la antigua Localia TV y otros tres en El Correo de Andalucía, aunque yo estuve cinco meses en SER, la cual fue sin duda mi gran escuela, y cuatro en El Correo. Desde entonces, mantuve mi colaboración con este último a través de la revista Más Pasión, que sigue en activo. Dos años más tarde empecé en la revista de ABC Pasión en Sevilla y volví a Cadena SER por las ganas que tenía de trabajar en la radio. En cuarto y quinto año de carrera estuve en Giralda TV, con las retransmisiones de Semana Santa y en un programa sobre el mundo empresarial sevillano.
Tras la beca Erasmus, empecé a colaborar con Canal Sur y a día de hoy sigo en El Llamador. He intentado tocar todos los palos de la comunicación y es algo que recomiendo a todo el mundo, sobre todo en el tiempo en el que se tiene la ocasión de realizar prácticas en diferentes empresas. Estuve también en el Círculo Mercantil y, más tarde, gracias a una beca Leonardo, estuve trabajando con la agencia EFE en Roma. Fue una experiencia increíble. También he estado vinculado al mundo de la organización de eventos, marketing y publicidad, ya fuera del periodismo, y tras eso decidí dar un giro a mi vida, hice las maletas y recorrí televisión por televisión Chile y Perú, me ofrecieron trabajo en la última aunque era complicado por los términos de estancia y visado y no me compensaba. Para terminar, hice un curso de locutor y presentador en el Instituto RTVE en Madrid y volví a estar allí en un programa de radio el año pasado, aunque me llamaron para el programa de Canal Sur Yo soy del sur aquí, lo cual acepté ya que era más cómodo y económico, y tengo mi casa aquí.

Tus colaboraciones en la Revista Estrella también están muy bien.
Ahí fue donde empecé. Lo primero que hice de periodismo en mi vida fue colaborar en el boletín de mi hermandad, que ahora se ha convertido en la Revista Estrella.

¿Hay algún hecho de actualidad al que creas que no se le está dando el trato adecuado o la importancia que debería desde los medios?
Lo tengo muy claro: el tema de los refugiados por la guerra de Siria. Hubo un boom mediático, se habló mucho de ellos, pero yo echo en falta muchas noticias al respecto. La opinión pública no le está prestando la atención que merece. Por lo que hemos podido leer sobre ello, esto me recuerda a la Segunda Guerra Mundial, los europeos permitiendo que los judíos se montaran en los trenes camino de los campos de concentración. Creo que es algo parecido.

¿Qué es lo más apasionante del periodismo?
Investigar, perseguir la verdad. No hay una verdad absoluta, pero al menos intentar acercarte a la realidad y, sobre todo, el compromiso social con el lector. Tienes que pelearte con quien haga falta para conseguir la información que creas que es más objetiva (lo más objetiva posible). La mejor forma, con la que yo he aprendido más aparte de contrastando información, ha sido a través de la Agencia EFE. Allí la información no es tan rica, pero es como es. No hay más.

¿En qué situación se encuentra ahora mismo el periodismo?
Lo normal es que te digan que en una situación complicada, pero yo creo que es una situación apasionante. Porque, a pesar de que los referentes digan que el periodismo ha perdido mucha calidad (en la televisión sobre todo ha perdido la poca que tenía), creo que la radio todavía mantiene los pies en el suelo de alguna forma, aunque en los periódicos se frivoliza mucho con algunos temas. Evidentemente, la crisis del papel afecta mucho, pero parece que hay ahora un periodismo de inmediatez: las noticias salen y se evaporan en cuestión de segundos o de minutos. En mi opinión, lo que le falta es profundidad, periodismo de investigación. Pero no seamos pesimistas. Espero que las nuevas generaciones, entre las que me incluyo, podamos fomentar que no nos quedemos en la superficialidad.

El periodismo parece haberse adaptado a la estructura de Twitter, ¿no? Al ‘aquí te pillo, aquí te mato’.
Es cierto.

Parece que hay ahora un periodismo de inmediatez: las noticias salen y se evaporan en cuestión de segundos o de minutos

Pasando a otro tema, colaboras en El Llamador de Canal Sur Radio, de hecho esta entrevista es previa a una retransmisión. ¿Qué es lo que más te gusta del programa?
Sinceramente, lo que más me gusta es hacer reportajes, contar historias desconocidas. Creo que la gasolina del programa son las noticias, en las que mis compañeros inciden más, aunque yo intento profundizar a veces en temas más atemporales. Desde mi punto de vista, El Llamador es referencia porque es moderno, se hace una apuesta muy fuerte y por la profesionalidad, al menos, de mis compañeros que forman parte del programa.

En tu opinión, ¿cuál es la solución a los problemas que sufre actualmente la Semana Santa (seguridad, entradas tardías, horarios…)?
Falta, sobre todo, voluntad por parte de las hermandades, de las juntas de gobierno, de los hermanos mayores. Creo que hay jornadas en las que se debería ceder por el bien de la Semana Santa, porque esta está hoy en día sobredimensionada. Tenemos más nazarenos de los que podrían caber, entradas a las cuatro y media o cinco de la mañana, que son las que suelo retransmitir, lo cual me parece una barbaridad… El boom de la Semana Santa de los años 90 y principios de siglo no es que haya pasado, pero han cambiado las cosas. Las cofradías quieren entrar antes y las que tienen la posición de privilegio quieren mantener su statu quo, por lo que a otras como La Candelaria, El Dulce Nombre o Los Panaderos, que desean cambiar, no les dejan. Creo que falta solidaridad, no en todos los casos, pero sí en muchos.

Por parte de las hermandades y también del Consejo por no saber imponerse quizá, ¿no?
El Consejo de Cofradías hace tiempo que no está haciendo bien su labor. Quizá me estoy metiendo en camisa de once varas, pero no me importa decirlo abiertamente: creo que falta compromiso por su parte, parece que se ha convertido en un órgano que no decide.

Cuéntanos alguna anécdota que te haya hecho sentirte plenamente orgulloso de ser periodista.
Me lo pones difícil para escoger. A nivel local, mis mejores experiencias han sido con El Llamador. Se me ponen los vellos de punta cuando recuerdo el año 2012, tras un Jueves Santo lluvioso y un año sin que saliese la Macarena. Estaba con Charo Padilla en la salida de la cofradía. Poco antes de la hora prevista, un compañero del equipo me llamó y me dijo que estaba confirmado que la Macarena salía. Tal y como lo escuché lo dije, sin contrastar nada (aunque era información fiable) y, al decirlo, recuerdo que las miles de personas que estaban en la Resolana aplaudieron. Entonces me di cuenta del poder de la radio.
Luego, como experiencia profesional me quedo con la de Roma, con la beca Leonardo. ¿Quién me iba a decir a mí que iba a entrevistar a Rafa Nadal o a Djokovic? Fue algo muy grande.

 

Javier, en plena retransmisión de la Semana Santa de Sevilla

 

¿Tienes algún consejo o mensaje para los estudiantes de Periodismo y en general de la Facultad de Comunicación que puedan leer esta entrevista?
En primer lugar, que no se desanimen por todas las cosas negativas que les digan. A quien siente de verdad el periodismo y ha decidido estudiar esta carrera por pasión, nada le va a impedir dedicarse a ello. Es muy duro hacerse hueco, pero quien tiene ganas y es humilde, algo va a conseguir, y si no es en un medio tradicional, será de otro modo. Hay un campo muy grande ahora, que es el de las estrategias de comunicación de las empresas, donde está el presente y el futuro de la comunicación. Y, sobre todo, que aprovechen estos años de carrera para practicar en los diferentes formatos que ofrece el periodismo: medios de comunicación (cada uno de los tres), como community manager, publicidad… Todo.

¿Es internet el futuro del periodismo?
Es el presente. Y antes decías lo de Twitter. Yo creo que un gran error de los periódicos es haber adoptado el nivel de las redes sociales, que son necesarias, pero tampoco son el ave fénix del periodismo. Hay veces que se frivoliza por intentar condensar la información en 140 caracteres.

Eso también provoca que todo el mundo crea o intente ser periodista cuando no lo es. ¿No es así?
Correcto. Yo soy un gran enemigo del intrusismo, porque lo he padecido muchas veces. La tarjeta de prensa que tengo aquí –que nos enseña- no la tiene todo el mundo. Quien diga que es periodista y no haya terminado la carrera, a día de hoy, tiene la menor credibilidad, ninguna. Tenemos que defender lo nuestro, porque precisamente el sector periodístico es muy desagradecido. Hay mucha envidia siempre y las empresas se aprovechan de eso pagando bastante poco, ya que, además, hay una gran oferta de periodistas pero muy pocos sitios ocupados. No obstante, hay que ser optimistas y seguir adelante. Con empeño y humildad se llega muy lejos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Te puede interesar

Gemma Serradell: “Quería hablar del amor, deseo, esos infiernos y tormentas que nos creamos”

Gemma Serradell , natural de Viladecans,  Barcelona, nace en 1988. Tiene estudios de Derecho y Psicología. Comienza a trabajar como ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas