Home / Creación Literaria / El día que quieras encontrarte

El día que quieras encontrarte

El día que quieras encontrarte
no huyas tras las huellas que dejaste en el camino,
ni te aferres a la primera piedra que huela a confort.
Porque ese día llegará,
y significará que ese sofá ya no espera por ti,
y que la sobremesa no llena ese vacío que, hasta entonces, era tan fácil de saciar.

El día que quieras encontrarte
no derroches en playas oníricas perdidas de Poseidón,
ni adoptes homónimos donde encontrar refugio.
Porque, cuando llegue ese día,
las nubes habrán emprendido su emigración,
y el final de aquel que fue tu libro favorito, te sonará a silencio amargo.

El día que te quieras encontrar
toma fuerte tu reflejo
mientras le sostienes la mirada.
Cuestiónale a aquel que vio inundarse tu alma
mientras las goteras hacían estragos visibles.
Él sabe quién eres hoy,
e intuye quién serás mañana.
Colócate ahí,
a un paso entre lo eterno y lo precario.
Si ese que se refleja
deambula vagabundo por el camino de la costumbre,
toma la primera rotonda.
Da igual qué salida tomes,
ya andarás un paso por delante de la persona que quieres ser mañana.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies