Home / Creación Literaria / Mutis por el Foro
Teatro. / Troteatro
Teatro. / Troteatro

Mutis por el Foro

Apenas llega la luz a donde estoy. Mi respiración está agitada. Paso lista introspectiva a mis emociones. Nervios… Intriga… Ilusión… Complicidad… Y otros muchos los cuales no soy capaz de entender por completo. Pues estoy muy profundo dentro de mí mismo.  Lo que hay en la superficie no me pertenece, pero sigo siendo yo. Una amalgama de sensaciones me recorren. ¿Acaso me pertenecen también? ¿Están integradas dentro de mí? Justo en este momento es algo tarde para plantear esa pregunta. Los deberes están hechos y no hay espacio para dudas o perder el control.

Oigo una voz. Me saca de revisar mi estado en las profundidades. Aun así escucho como sumergido. ‘Ánimo.’ ‘Venga, sal con todo’. La atmósfera me envuelve y me abraza, aun totalmente cubierto. Quedo fascinado por la cantidad de niveles emocionales que estoy experimentando. Aun cubierto por esta piel que no es mía, noto la calidez del abrazo fraternal en todo mi ser. Así que me ciño esta extraña cubierta, respiro hondo y me dejo llevar por todo lo que he aprendido e integrado en mí.

Acabo de lanzarme. Los focos me ciegan un instante. Lo único que puedo ver es el pequeño mundo al que pertenezco, rodeado de luz. Soy un sujeto formado puramente de emociones. No vislumbro más allá. Aunque lo más profundo de mí sabe que hay decenas de pares de ojos puestos en mí y es parte de la farsa, ahora mismo soy otro. Para mí esto es orgánico. Y está más vivo que el día a día de muchos de los que me ven.

Ahora mismo todo es una difícil maquinaria. Todo mi cuerpo está entregado al personaje. Tanto que dejo de ser yo. Sus palabras son las mías, mis gestos le pertenecen. Y hago que nazcan sus emociones. He sentido el texto, no hay manera de que lo olvide. Sólo fluye en la escena, que es parte de mi vida. Mientras tanto, parte de mi mente esta fuera, en la escena. Comprobando que todo siga su curso, que nada quiebre este frágil mundo.

Y simultáneamente otra parte de mi mente está manteniendo la estabilidad. Las reacciones del público pueden hacer que lo pierda todo. Es parte de mi trabajo. ‘No existen’ me repito. ‘Este es tu mundo ahora’. Sigo fluyendo.  Este instante ha terminado. Es momento de irme. Sigues siendo otro. Mantente estable. Mantente estable. Hago mutis por el foro. Estoy fuera.

Vuelvo a esa atenuada oscuridad. Tengo todos los sentimientos a flor de piel. Como si me hubieran arrancado todas las capas que me envuelven. Todo lo que he ido construyendo estos años sobre autoprotección y seguridad personal, se han ido. Deseo sumergirme de nuevo. Esta vez para refugiarme tiempo y seguir conociéndome a mi mismo ahora que no tengo barreras. Pero aún no. Debo recomponerme. Reconducir esta euforia que me recorre. Volver a ponerme la piel que no es mía y dejar que el espectáculo fluya. Pues es mi trabajo, mi deber y mi sueño.

Repetir el proceso. Salir al mundo. Mantener el control. Fluir con la corriente que todos hemos construido. Cosechar ese disfrute y regocijo para consumir más adelante. Estabilidad. Mutis por el foro. Recomponte. Aguanta esté aluvión de sensaciones que tienes. Es el momento. Por fortuna hoy tienes en tu poder la llave del cierre. La frase que pone punto y final a la obra. Eres la desembocadura de este corriente. Tienes los sentimientos de todo el equipo en ti. No decepciones.

Y totalmente entregado a la persona que no soy. Me siento envejecer. Como los años de experiencia irreales de este personaje me llenan de sabiduría. Y cuando pronuncio, o son pronunciadas las últimas palabras, noto como muere dentro de mí. Su momento ha llegado su fin, y el de toda su familia en este mundo. Espero proporcionarles un satisfactorio descanso.

Rompe una ensordecedora marea de aplausos. Aunque la escena está vacía. Los aplausos son como un huracán. Están llevándose el mundo de la obra. Aunque los muebles y atrezzo siguen ahí, el universo que formaban ya no está. El elenco sale a saludar, conforme salen, los aplausos también se llevan las pieles que visten. Esas personas se han ido. Salgo a inclinarme antes nuestros amos, el público. Y que la piel del personaje se va es un sentimiento real y palpable. Quedan en mí el vestuario y el maquillaje. Pero ahora son sólo un disfraz…

Todos somos uno ahora. Todo ha acabado. Estamos unidos. Desde el más grande al más pequeño. Y alrededor flotan las cenizas de nuestra creación. Porque si hemos podido hacer un mundo es porque cada uno ha puesto todo de sí en ello. Porque si uno cae, la corriente no fluye. Porque como se suele decir: No hay papeles pequeños, sino actores pequeños.

Ahora que la tempestad ha parado, vuelvo a ser yo, pero totalmente erosionado por el hecho de haber sido otro. Ahora conozco mis sentimientos y mis deseos, puedo trabajar con ellos y formar quien soy. El teatro me ha hecho conocerme y me ha permitido moldearme. Mi mente está clara. Posiblemente, es la segunda mejor decisión que he tomado en mi vida.

Y es que en el teatro, como me dijeron hace un tiempo, trabajamos con los sentimientos. Se me da la oportunidad de llorar por todas las veces que no he llorado, por enfadarme todas las veces que me tragué mi ira. Y no solo eso, sino que hacemos sentir al público, que lloren y que rían por todas las veces que no pudieran. Que abandonen sus cuerpos y se dediquen a sentir. Porque, amigos míos, la farsa nos hará libres. Y una vez libres, podemos amar.

Fotografía: Troteatro

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Verónika Alzur: “El teatro es mucho más difícil de lo que creía y me gusta más de lo que pensaba”

Verónika Alzur, presidenta de la Asociación de Artes Escénicas En Obras y tras la realización de varios cursos de teatro ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies