Home / Creación Literaria / Roma, destino final
Roma. / María Chaves
Roma. / María Chaves

Roma, destino final

Abandonamos la tierra como estrellas infinitas con ganas de avanzar a un futuro en el que nos queríamos un poco más. Valencia se quedó atrás con ganas de saber de nosotros, pero ese día íbamos a la tierra que nos vio nacer y que nos verá morir, a la tierra a la que pertenece la gente como nosotros: Roma, destino final.

Jugamos a la muerte como lo hacen las almas libres, despacio. ¿Qué hay que temer cuando estás en Roma? Solo las sombras podían hacernos daño. Las sombras y el fin, que se aproximaba con cada esquina que atravesábamos. Éramos fuego sin mecha, vida en espera, ternura y tormenta, ganas de más.

La alegría se escapaba por las esquinas de nuestras bocas mientras intentábamos ser invisibles, para no dejar huella, ya que era Roma la que nos estaba marcando. Todo parecía una historia contada del revés, primero éramos felices y luego venían los problemas, pero ¿qué importa cuando Roma te desata de tus límites, te empuja de forma irrevocable a la libertad? Lo único que nos faltaba en ese momento era el aliento, perdido mientras subíamos cúpulas más altas que nuestros sueños.

La ciudad eterna nos hacía creer que nosotros también podíamos serlo, solo nos faltaban alas. Recorríamos su inmensidad como niños alegres, ajenos a la vida real, porque eso es lo que hace Roma, permite soñar, aunque solo sea por un suspiro. Ese día el cielo era gris, pero nosotros sabíamos que el sol estaba allí arriba, en algún lugar, esperando a ser nuestro rival, aunque ya nadie podía ganarnos en luz.

Las horas pasaban y el sueño llegaba a su fin y la única verdad era que nos faltaban motivos para ser y nos sobraban para no serlo, pero había algo que nos unía: Roma, destino final.

Foto: María Chaves

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Perfecto desorden. Cuaderno de viaje: Marruecos

“Me picaron chinches”, “vas a pasar miedo”, “es muy peligroso”, “es muy sucio”, “es caótico”,“no es Europa”, ”no vas a ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies