Home / Creación Literaria / Sin importar
Mar.
Mar.

Sin importar

Malditos comienzos en los que no sabes qué palabras escribir primero o por dónde queremos empezar. Malditas descripciones que se me dan de pena porque quiero describir tal y como siento las cosas, y al final nunca acabo encontrando esas palabras adecuadas. Sin importar cuánto escriba al día, ni cuántos textos haga, siempre, siempre me cuesta en un principio.

Así que me encuentro con un dilema de no saber cómo describir ese momento, esos días de conexión contigo donde te fundes con mi piel o sólo me abrazas, y todo problema o estrés parece pequeño. Quisiera tenerte más a menudo conmigo, pero eres frío en muchas ocasiones. Más aún si sumamos los momentos en los que mi cuerpo absorbe calor  y que a tu tacto siente una gran diferencia de temperatura. Ese escalofrío de piel de gallina.

Incluso eres peligroso al ser tan grande e inmenso. No voy a mentir, he sentido miedo de ti.

Pánico cuando te aparecías en sueños arrastrándome hacia dentro.

Aún así seguiría haciéndolo mil y una vez, cual masoquista. Volvería a mojarme de ti sabiendo que no existe fronteras ni ropa que nos separe. Siguiendo tu ritmo al compás de las olas y nadando entre tus fluidos estaría toda la vida. Aún sabiendo que no soy la única con la que pasas horas, no soy especial, pero me conformo con ese rato. Me conformo con tenerte tan efímero como el tiempo o el aire.

Me conformo con no poder decir que te tengo tangible, ni que seas algo cuantitativo. Conformarme con no poder llevarte conmigo siempre que quiera, ni a ti, ni a tu belleza. Pero no me importa, todo esto queda atrás cuando estoy contigo y preferiría un minuto contigo a una vida sin ti.

Y es que… ojalá hubiera nacido con escamas para ahogarme lejos en el agua y por fin respirar por branquias.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Coral.

Pequeño coral

Existen muchos peces ignorantes en el mar y los depravados juegan con ellos. Les dan dientes afilados y les prometen ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies