Home / Cultura / Crítica: Los Vengadores – La Era de Ultrón
Los Vengadores
Los Vengadores

Crítica: Los Vengadores – La Era de Ultrón

El pasado 30 de abril llegaba a nuestras pantallas la secuela de Los Vengadores, una entrega con muchas más dosis de epicidad, efectos especiales, superhéroes y humor que las que tuvimos en su predecesora.

Partiendo de la base que la introducción de estos superhéroes ya se hizo en la primera película, el inicio de La Era de Ultrón empieza en mitad de la acción, llevando al espectador hacia un rápido chute de adrenalina a través de un largo y elaborado plano secuencia repleto de CGI.

Pese a que esta secuela es mucho más entretenida, con más profundidad a la hora de desarrollar a sus personajes e introducir otros nuevos, más cómica con sus pequeños momentos de humor y guiños varios y, en definitiva, mucho más atractiva que la primera entrega de Los Vengadores, La Era de Ultrón no deja de ser una película de transición que sirve como puente conector entre los futuros proyectos de Marvel como serían Thor: Ragnarok, Capitán América: Civil War o Guardianes de la Galaxia 2.

Ultron

Ultron

Tras esta primera parte en la que la acción se centraba en recuperar el cetro de Loki al que perdimos la pista en la primera entrega, la trama de La Era de Ultrón comienza durante una fiesta en casa de Tony Stark/Iron Man (Robert Downey Jr.), donde en sus laboratorios se está analizando y desarrollando la Inteligencia Artificial que encierra el bastón para así crear un ejército robótico que pueda proteger el planeta. Sin embargo, la IA alienígena es tan potente que consigue autocontrol y toma forma de un robot sociópata obsesionado no solo con la religión, sino con la salvación del planeta en su forma más radical: la extinción de la raza humana con la salvación de los más aptos (como el gran diluvio y Noé).

Como aliados, en un principio, de Ultrón, se nos presentan a los gemelos Maximoff: Wanda, la Bruja Escarlata (Elisabeth Olsen) y Pietro, Mercurio (Aaron Taylor-Johnson), aunque en esta cinta, para evitar los problemas de derechos de autor de estos nombres de «mutante de las cintas de X-Men», serán mencionados como «mejorados», dando a entender que son el resultado exitoso de un experimento de Hydra. Para conocerles mejor, basta decir que Mercurio tiene súper velocidad, y su hermana, telequinesis, control mental, etc.

 Los gemelos Maximoff: Wanda, la Bruja Escarlata y Pietro, Mercurio

Los gemelos Maximoff: Wanda, la Bruja Escarlata y Pietro, Mercurio

Estos nuevos personajes parecían en un principio que no iban a destacar o que no se les aprovecharía como se merecen, pero lo cierto es que han cumplido con las expectativas y más; en particular, Olsen como la Bruja, a la cual espero le den algún papel protagonista en un futuro en otra película del universo Marvel, porque uno se queda con las ganas de verla más en pantalla y todo el potencial que tiene dentro.

Hablando de personajes bien construidos, en esta entrega se le da una importancia equitativa a cada superhéroe, haciendo así igual de importante a cada uno (me estoy refiriendo a los Vengadores originales, claro); sin embargo, en un intento de darles tanta relevancia, se han inventado quizás demasiadas cosas. Como la familia secreta de Ojo de Halcón (Jeremy Renner) o el interés romántico que surge cual seta en otoño entre la Viuda Negra (Scarlett Johansson) y Hulk (Mark Ruffalo).

Otro detalle que, al menos a mí, se me hace repetitivo y pesado, es una broma que se hace al principio a Thor por parte del Capitán América (Chris Evans) cuando le dice que vigile su lengua cuando dice una palabrota, y desde entonces, están continuamente diciéndole al Capitán que vigile su vocabulario y derivados. Una vez, vale, dos, bueno, pero cuando lo has escuchado al menos 6 veces, cansa.

Hulk y la Viuda Negra

Hulk y la Viuda Negra

Hulk y la Viuda Negra

Hulk y la Viuda Negra

Ahora bien, la película está creada pensando en el fan de los cómics que está al tanto de todo el universo Marvel, por ello a lo largo de la trama algunas cosas se dan por sentado, no se explican o se pasan por alto. Pero el espectador aficionado va a necesitar que se le informe de más cositas.

Como crítica final, el villano que es Ultrón empieza con fuerza pero al final flaquea un poco y se vuelve al tópico básico de «hay que matarlo porque es malo, simple y llanamente». En lugar de convertirse en una fuerza implacable, pasa a ser un villano más que los Vengadores, defensores de la amistad y la justicia, pueden derrotar. Y sin herir por el camino a ningún civil, porque cuando se está destrozando una ciudad a base de mamporros y láseres, aún se tiene el tiempo necesario para no tocar un pelo a nadie. Un poco de muerte no habría hecho mal a nadie, le habría dado más realismo.

Los Vengadores

Los Vengadores

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

«Verdad o Reto» (Jeff Wadlow, 2019), un nuevo demonio para el cine.

Una entretenida propuesta de terror por parte de la siempre confiable "Blumhouse"

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies