No te pierdas:
Inicio / Cultura / Críticas y Reseñas / ARMA DE PAZ, ARMA DE HOY: LA PALABRA
deshaucio

ARMA DE PAZ, ARMA DE HOY: LA PALABRA

Sintiéndolo mucho me tengo que ir.

¿A dónde?

Es una sensación constante cuando la persona a la que te diriges ataca la libertad.  ¿Cuántas formas de intolerancia comprende? La observamos en la infancia, la vivimos en la adolescencia y, desgraciadamente, la padecemos en la juventud. ¿Qué significa esto? Es una aberración al ser humano, nacido libre para ser feliz en una sociedad de intereses con ricos y sus carteras sin fondo y dictámenes por muchos de nosotros; dictámenes muchos de estos insertados en nosotros como un veterinario lo hace a modo de chip con nuestras mascotas… ante esta imperativa no hay opción: huir hacia donde lo predominante sea el orden que queramos establecer… la danza de la vida comprende muchos estados, pero todos ellos tienen en común la esencia que las mueve a merced de una necesidad imperiosa. Quieren que la tiremos y se empeñan en destrozarla pero debe existir la claridad de esta porque, si acaban con esta, no nos queda nada.  Para ello, nos armamos de la palabra: arma de cambio. Es una guerra pacífica la que emprendemos, capaces de creer que ellos también la usaran pero, nos protegemos en  reminiscencia de nuestros abuelos y abuelas. Y así seguimos, a diferencia que ahora la guerra es pública: los periódicos hablan abiertamente y no existe miedo alguno. Pero hay algo en que nos siguen ganando: nos echan a la calle y nos dicen que es justicia. ¿Tenemos que creerles?  Quizá los objetivos de la ONU para el año 2030 sean una excusa más para postergar lo impostergable… Actuemos. Hagámoslo hoy. Usemos las redes sociales como arma de paz y presionemos a quienes tienen el control de cuantas injusticias nos golpea.

Sino lo luchas, no lo mereces. Hasta al más tonto le hacen regalos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Te puede interesar

¡Qué no se acabe el Carnaval!

Poco más de dos semanas han pasado desde que febrero se despidió. Poco más de dos semanas, desde que sacudimos ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas