No te pierdas:
Inicio / Cultura / Críticas y Reseñas / Crítica: La Costilla de Adán

Crítica: La Costilla de Adán

‘La Costilla de Adán’, dirigida por George Cukor en 1949, se trata de una sofisticada comedia sobre el matrimonio Bonner, una perfecta pareja de abogados la cual termina viéndose enfrentada en los tribunales.

 

 Amanda (Katharine Hepburn) decide encargarse de la defensa de una mujer acusada de intentar asesinar a su marido mientras que su esposo, Adam (Spencer Tracy), es designado fiscal para el juicio. Situación que desembocará en un largo proceso judicial, el cual afectará a la estabilidad de su relación.

A lo largo de todo el filme, se pone de manifiesto el tema de la guerra de sexos; Amanda reivindica la igualdad de género en una época y sociedad aún no muy avanzadas en ese aspecto. Hasta aquí, la trama puede parecerle meramente atractiva a algunos interesados por el asunto, pero no hay nada que la haga especial con respecto a otras películas feministas. Sin embargo, ‘La Costilla de Adán’ se hace destacar al no caer en la típica historia monocroma en la que todo es blanco o negro: Amanda es una heroína y los que están en contra de ella son unos misóginos.  Podemos observar que, en este afán de conseguir que a las mujeres se las trate como a los hombres, Amanda parece olvidar lo que significa el caso en sí e incluso hará uso de la demagogia. Ante esto, Adam recalca la indispensabilidad de la ley, la cual no puede ser “saltada a la torera” aunque esté equivocada, ya que si, en tal caso, en vez de ser corregida, se la desobedece, se acabaría en libertinaje (cosa que considera que está haciendo Amanda).

Pero, a pesar de la seriedad de estos temas –explicados mediante diálogos muy ingeniosos-, se incluyen pequeños elementos cómicos, introducidos de forma muy espontánea, que hacen la película bastante divertida.

 

Hemos de mencionar que el matrimonio protagonista era también matrimonio en la vida real,

por lo que la elección de Hepburn y Tracy (quienes han trabajado juntos en nueve ocasiones) no pudo ser más acertada, dado que poseían una química muy natural -aparte de un gran talento-.  No obstante, cabe destacar también a Judy Holliday, la acusada, quien fue candidata a mejor actriz de reparto en los Globos de Oro por este papel de chica ingenua. ‘La Costilla de Adán’ también fue candidata al Óscar al mejor guion original y los guionistas (Garson Kanin y Ruth Gordon, también casados) al Premio WGA del Gremio de Escritores de América a la mejor comedia.  Por otro lado, hay que decir que la dirección de Cukor (gran amigo de Katharine Hepburn, rodaron once veces juntos) es maravillosa aunque sutil, y que la banda sonora, casi sin proponérselo, forma parte de la Historia del Cine.

 

En conclusión, sin la necesidad de contar una gran aventura, es una película que debería ser vista al menos una vez por los temas que discute (la diferencia entre sexos, la ley y el matrimonio) y como los discute.

 

  • Lo mejor: la rivalidad-amor del matrimonio.
  • Lo peor: la historia puede resultar algo “simplona”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas