Home / Cultura / Dj Baste: Del pupitre a la tarima

Dj Baste: Del pupitre a la tarima

 “Jesús Basterra de día, Dj Baste de noche”. A sí puede resumirse la doble vida de este estudiante del Grado en Marketing e Investigación de Mercados de la Universidad de Sevilla que compagina su carrera universitaria con su carrera musical. Su éxito y reconocimiento entre los disc-jockeys de Sevilla le llega tras años de trabajo duro y esfuerzo. Descubrimos cómo este joven trianero ha encontrado la forma de compaginar con sus dos pasiones.

Jesús Basterra en su facultad

 Como cada mañana, el tránsito de personas en el Campus Universitario de Viapol es apabullante. Cientos de estudiantes entran y salen de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales. Entre tanto caos se encuentra aparcando su bicicleta Jesús Basterra, conocido en el mundo de la noche como Dj Baste, que llega puntual a su cita con el periodista. Le recibe con un enérgico abrazo y le pregunta si le ha costado mucho aparcar por la zona. Él prefiere hacer el trayecto Triana-Viapol en bicicleta, que es más sano y ecológico. De camino a la sala donde va a ser entrevistado, Jesús es parado por varios estudiantes de la facultad. Se nota a leguas que es una persona querida, de carácter sociable, buen compañero y afable. “A este ritmo se nos va la mañana”, bromea tras despedirse de la cuarta persona que le detiene en el patio central de su facultad. Sentado ya frente a su entrevistador, Jesús confiesa mostrarse un poco nervioso. Le habla de su pasión por el marketing, entusiasmo del que ya se percataba su profesora de economía en bachillerato, y cuenta cómo le encanta la parte de su carrera que busca cumplir los deseos de los clientes y las empresas, esa parte que busca qué darle a los consumidores y cómo vendérselo. Pregunta si quiere conocer la anécdota entera de cómo empezó su andadura como disc-jockey, no sin antes advertir que es demasiado larga. Y es que la pasión de Jesús por la música le viene desde la infancia. De niño se crió en las calles de Triana, es por ello siente pasión por el flamenco, pero también se ha empapado de diversos estilos musicales como el pop, el soul, la música house, el break o la música latina, presumiendo así de su variado gusto musical. Narra cómo le llamaba la atención el Dj que amenizaba las fiestas en el campamento de verano al que iba con sus amigos. “Tenía unos 11 años. Me fijé en el programa que utilizaba, me lo descargué cuando volví a casa y empecé a probar”, cuenta. Esos experimentos fueron pasando a algo más serio y, ya en el año 2007, empezó a crear sus propias sesiones y sus primeras mezclas. Es en esta etapa en la que decidió llamarse Dj Baste cada vez que se subía a la tarima. Las primeras veces se subía de forma altruista, en fiestas del instituto y en discotecas en las que pedía permiso para que le dejaran “pinchar al menos un ratito” para darse a conocer. “Uno no se considera DJ profesional hasta que no cobra por primera vez”, comenta mientras recuerda la primera vez que le pagaron por una sesión en la Sala Akam en el año 2008.

 “Me gusta diferenciar entre Jesús Basterra, la persona que va de lunes a viernes a la facultad, y Dj Baste, el personaje que está en la tarima de la discoteca los fines de semana”, responde cuando se le pregunta cómo compagina sus dos pasiones. “Siendo sincero, al ser un trabajo nocturno, hay veces que se hace pesado compaginarlo. Pero una cosa es que cueste y otra que sea imposible”, confiesa. Se muestra sincero con el periodista al contarle que ha habido algunos momentos puntuales en los que se ha visto obligado a bajar la intensidad de su carrera musical para subirla en su vida académica. Aunque su agenda suele estar completa y cada fin de semana trabaja en salas sevillanas como Bandalai, Theatre y Pinzón, tiene la suerte de que su época de mayor actividad como Dj coincide con la época de vacaciones de navidad y verano. Es en estos periodos cuando aprovecha para recorrer multitud de salas y festivales de Andalucía. Es así, a base de esfuerzo y trabajo, como ha logrado ganarse el reconocimiento entre los disc-jockeys de Sevilla, llegando incluso a trabajar para eventos de la revista Cosmopolitan y Adolfo Domínguez.

Dj Baste junto a su amigo y compañero Dj Javi Torres

ME GUSTA DIFERENCIAR ENTRE JESÚS BASTERRA, LA PERSONA QUE VA DE LUNES A VIERNES A LA FACULTAD, Y DJ BASTE, EL PERSONAJE QUE ESTÁ EN LA TARIMA

 Jesús piensa en toda la gente que a diario le recomienda que deje su carrera como Dj para dedicarse plenamente a sus estudios universitarios. Él tiene otra filosofía: No sacrificar una pasión por otra, sino buscar la forma de hacer que las dos avancen, siempre estando ‘centrado’ y sin dejar de ser lo más profesional posible en ambas ramas. Invita a todos los jóvenes que se encuentran en la misma situación que él a pensar a medio y largo plazo. “Todos sabemos que cuando hay algo que te fascina, en tu pirámide de prioridades empiezas a darle prioridad y a quitar tiempo de otra cosa, pero si sueles escuchar a la gente mayor, todo el mundo te dice que estudies. Y cuando los mayores te dicen que estudies es por algo. Eso hay que escucharlo. Si es verdad que tu hobby, sea ser Dj, sea escribir, sea pintar o correr, te va a atraer más, pero hay que ser realista, tener los pies en el suelo y una perspectiva a largo plazo para decir ‘Esto hoy me puede dar beneficios pero, a largo plazo, ¿qué me puede reportar?’. El tiempo es el tiempo y no se puede volver atrás. Por eso aconsejo que, a base de esfuerzo, se compaginen ambas pasiones, pero siempre sabiendo que de lunes a viernes tienen la prioridad de rendir en la universidad”, explica.

 La mañana avanza y Jesús se muestra cada vez más relajado. Da la impresión de que se ha olvidado completamente de la entrevista. Se levanta y sale de la sala, busca entre los estudiantes alguien a quién parar, lo trae consigo y le entrega su móvil. Le encanta usar Twitter e Instagram, es por ello que quiere inmortalizar esta cita en sus redes sociales, en las que tiene miles de seguidores. Explica cómo le gusta aplicar en su carrera musical todo lo que aprende en su carrera universitaria. “El marketing, como definición, significa cumplir los deseos de la empresa. Las empresas tienen la necesidad de vender y los consumidores la de comprar, el marketing busca las técnicas para vender ese producto. Esas técnicas de venta, de publicidad y relaciones públicas las aplico siempre en mi carrera musical. Yo tengo que vender mi producto, mi música. Soy mi propio Community Manager. Llevo la publicidad, gestiono mi imagen, etcétera”.

 Jesús un hombre familiar y amigo de sus amigos. Se siente afortunado de la gente que le rodea y encuentra en sus hermanas y su novia sus principales apoyos. “Ellas son las que me dicen que debo tirar pa’lante en ambas carreras”, afirma mientras esboza una sonrisa. Considera a sus amigos de la infancia sus ‘fieles escuderos’ y agradece que siempre hayan estado a su lado. También siente el apoyo de sus compañeros de clase y sus compañeros de profesión. Destacan sus buenas palabras hacia su amigo Javi Torres, al que considera un hermano. Aprovecha que hablamos de sus compañeros para comentar las reacciones de éstos al descubrir su doble vida. “Los que conocen a Jesús Basterra en el pupitre se sorprenden al saber que soy Dj y los que me conocen como Dj Baste no se imaginaban mi faceta de estudiante”, comenta entre risas.

Jesús Basterra en su faceta Dj Baste

AUNQUE TENGO UNA VIDA MUY ACTIVA, SOY UN AMANTE DE LA VIDA TRANQUILA. POR ESO SIEMPRE BUSCO AFICIONES QUE ME AYUDEN A DESCONECTAR DE MIS DOS FACETAS

En una vida tan ocupada como la de Jesús, en la hay que compaginar una carrera universitaria con otra musical, es necesario romper de vez en cuando con la rutina. Para él, la mejor forma de desconectar es viajando. Dice ser un apasionado de los viajes y lo hace siempre que puede. Hace unos días, como prueba de su faceta trotamundos, se mostraba en las redes sociales por las calles de Camden Town. También se le puede ver disfrutando de La Alhambra de Granada, la Torre Eiffel de París o los canales de Venecia. “Tengo una vida muy activa pero soy un amante de la vida tranquila. Por eso siempre busco aficiones que me ayuden a desconectar de mis dos facetas”, confiesa. Le encanta hacer deporte y practicar wakeboard en el lago del Parque del Alamillo. Adora salir a pasear por su Sevilla y tomar algo rodeado de amigos, aunque también busca momentos más sedentarios en los que adentrarse en un buen libro o pasar la tarde jugando a videojuegos.

Se pone serio cuando se le pregunta por sus planes de futuro. Por ahora, piensa seguir compaginando ambas carreras, pero reconoce que llegará el momento de dejar el mundo de la noche. “Evidentemente no dejaré de ser Dj. Un músico nunca deja de ser músico. Seguiré creando música y manteniendo mi sensibilidad musical a la hora de escuchar una canción. Por lo tanto, cerraré una etapa en el mundo de la noche, pero no dejaré el mundo de la música”. Jesús quiere terminar su carrera universitaria, seguir formándose y especializándose en el mundo del marketing. “Obviamente, me gustaría que toda la inversión que estoy haciendo en la facultad tenga sus frutos y pueda dedicarme al ámbito profesional del Marketing y la Investigación de Mercados”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Dia Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

  El tema del género en los sectores de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas se conserva ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies