Inicio / Opinión / Críticas y Reseñas / Hablemos de… “Spec Ops: The Line”

Hablemos de… “Spec Ops: The Line”

Ya desde su menú principal, Spec Ops se nota distinto. De fondo suena el himno de los Estados Unidos que tocó Jimi Hendrix  en Woodstock en el 69 y a la izquierda se puede ver la bandera de los estadounidense al revés. Esto es ya un adelanto de lo que nos vamos a encontrar dentro.

 

Spec Ops: The Line se presenta como un shooter bélico en tercera persona muy corriente, desarrollado por Yager Development y publicado por 2kGames en 2012 para PC, Xbox 360 y PS3. En el encarnamos (si, encarnamos) al Capitán Martin Walker y nos acompañan sus dos compañeros del Delta Force, Lugo y Adams, en una misión de reconocimiento a Dubái, que ha sido arrasada por una fuerte tormenta de arena. Allí se encontraba Konrad, antiguo compañero de Walker y líder de los malditos del 33, una división del ejército estadounidense que de vuelta de su misión en Afganistán había decidido voluntariamente ayudar en la evacuación de Dubái, pero que debido a las fuertes tormentas de arenas había resultado un fracaso absoluto. Walker y sus hombres deben encontrar supervivientes y en caso de hallarlos, llamar a la caballería para que se realice la evacuación.

Pero cuando Walker y sus chicos llegan a Dubái, notan que algo está mal, muy mal. Los refugiados están armados y son hostiles, se encuentran a soldados de la 33 masacrados y otros que han renegado de Konrad, cuerpos ahorcados en farolas, grafitis en forma de protesta pueblan casi toda la ciudad…

Konrad, al quedarse atrapado en Dubái, comenzó a gobernar la ciudad con mano de hierro, la misión ha pasado de reconocimiento a rescate y la principal motivación de Walker es evacuar la ciudad y dar con Konrad para saber que está pasando.

Sus mecánicas como shooter tampoco son nada del otro mundo. Coberturas, dar órdenes a nuestro hombres, armas limitadas a un máximo de dos y varias granadas a nuestra disposición, linealidad (nunca nos vamos a perder jugando), secciones de torreta y en vehículos…

Lo que verdaderamente hace distinto a Spec Ops es su trama, que he explicado antes muy brevemente para evitar spoilers, y como evolucionan los personajes a lo largo del juego.

Martin y sus hombres comienzan su misión en Dubái bromeando y decididos a cumplir su misión. Pero conforme avanza la trama vemos como van cambiando, tanto física como psicológicamente. Se vuelven más hostiles, más salvajes y más violentos. La orden de “elimina a ese tango” se trasforma en “mata a ese hijo de puta” o el “enemigo eliminado” se convierte en “dulces sueños cabrón”. Los ataques que realizamos para rematar a los enemigos pasan de ser rápidos y profesionales a despiadados y brutales. Lugo y Adams se vuelven inestables, incluso llegándo a pelearse entre ellos. Todos estos cambios en los protagonistas se producen debido a lo que presencian en Dubái y a las situaciones a las que son expuestos.

Incluso las pantallas de carga cambian a lo largo del juego, pasando de dar consejos sobre las mecánicas o las armas a darnos mensajes como “si fueras una buena persona no estarías aquí” o “¿eres consciente de la gente a la que has matado?”

 

Aquí entra en juego otra mecánica que hace a Spec Ops distinto, las decisiones morales, pero no como hemos visto hasta ahora donde nos dan  dos opciones, seleccionamos entre bueno o malo, y pulsamos  un botón. En Spec Ops no hay bueno/malo ni se elige entre las opciones presentadas por el juego. El criterio de lo que es correcto o no queda a cargo del jugador. Spec Ops nos invita a cruzar “la línea” que le da título.

Dos hombres están colgados por las manos y hay varios francotiradores apuntándoles. Uno ha robado agua para su familia y el otro para castigar al que ha robado el agua, ha matado a toda su familia. Nosotros tenemos que decidir quien vive o muere, o simplemente podemos pasar de largo. No hay blanco o negro, Spec Ops es una constante escala de grises que hace plantearse al jugador por que está disparando, quién es el enemigo en realidad.

 

Spec Ops está basado en El Corazón de las Tinieblas de Joseph Conrad y en Apocalypse Now de Coppola y el “oh el horror, el horror” del que hablaba Kurtz tanto en la obra literaria como en el filme se deja ver en el juego y muy bien. Spec Ops no glorifica la muerte y al soldado como tantos otros juegos (Call of Duty, Battlefield, Medal of Honor…), Spec Ops quiere que veas las consecuencias que tiene la guerra, el daño que puede hacer, la gente que sufre y muere con ella, Spec Ops quiere que te plantees por qué disparas y a quién estas disparando, no suaviza el conflicto. Spec Ops es en definitiva una deconstrucción del género, usa sus tropos y clichés y les da una vuelta de tuerca que deja al jugador impresionado.

 

Las obras en las que se basa el juego intentaban mostrar el horror de la guerra, Conrad con la colonización en la selva africana de finales del siglo XIX y Coppola con Vietnam. El denominador común de las obras era Kurtz, un hombre de dotes extraordinarias que pierde la cordura y que a través de su oratoria hace que sus subordinados se unan a él. Marlow, el protagonista del libro debe viajar hasta donde se encuentra Kurtz y averiguar que ha pasado. Mientras que en el filme, Willard debe viajar hasta la posición de Kurtz y acabar con él. Los chicos de Yager trasladan el conflicto a Dubái, siendo Kurtz el coronel Konrad (referencia al autor del libro) y Marlow/Willard el capitán Walker.

 

Spec Ops está lleno de simbología que cada jugador puede interpretar de una manera u otra. Por ejemplo, a lo largo del juego siempre estamos descendiendo, nunca subimos o escalamos, es un constante descenso por Dubái, un descenso al abismo, a la perdida de la cordura. O los maniquíes que vemos a lo largo del juego, que intentan  deshumanizar a los enemigos que matamos.

Todo tiene su explicación en el juego y muchas veces queda a interpretación propia, incluso los propios desarrolladores lo han comentado.

 

Mención especial a la banda sonora, mezcla de temas licenciados y composiciones propias para el juego, que ensalzan los distintos momentos clave del juego con nombres como Alice in Chains, Jimi Hendrix o Björk.

Dejo por aquí la playlist: https://open.spotify.com/user/baxayaun/playlist/1aObhefRf1wK0bQDmJ2Ctn?si=6WOBBcfMQY-HyolTkNP3dA

En definitiva, “Spec Ops: The Line” es un juego que toda persona a la que le interesen un mínimo los videojuegos debería experimentar. Su trama, su simbología, su mensaje son únicos en la industria. Posee un carisma y unos momentos enormes, y su recta final va a dejar a más de uno con la boca abierta.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Te puede interesar

Te Reto a Robarme el Corazón – Capítulo 5

Tras llevar bastante tiempo hablando, una mujer la verdad bastante mayor nos propuso jugar a una partida de dardos a ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas