Home / Cultura / Cine / Handia (2017)

Handia (2017)

Galardonada con diez premios Goya, “Handia” dejó a toda la sala muda de asombro y con lágrimas de emoción en los ojos.

Hablar de “Handia” es hablar de realidad en su más pura esencia. Basada en la historia del Gigante de Alzo, nos mete en la piel de ambos hermanos en los años cuarenta del siglo diecinueve; en un mundo de pobreza, guerra y crueldad. Cuenta una historia de amor fraternal desde un punto de vista poco común, removiendo sentimientos contradictorios en las tripas e impidiendo apartar los ojos de la pantalla.

He de reconocer que fui al cine sin saber nada más allá de su éxito en los Goya, pero me topé con la que hasta el día de hoy considero la mejor película que he visto este 2018. Recomiendo, sin duda, verla en versión original; el vasco es un idioma complicado, pero tan antiguo y curioso que le añade incluso valor al propio filme.

Esta historia está repleta de pequeños detalles que logran hacer que Joaquín (el Gigante de Alzo) se quede con tu corazón. Cargada de sentimientos logra a la perfección su cometido: hacérselos llegar al espectador. Es una película que combina sin errores toques de humor con drama y, por supuesto, realismo mágico.

“Handia” es el tipo de película que no cae en el olvido una vez la ves. La fotografía está tan cuidada que llega a ser un espectáculo visual; hay planos verdaderamente fascinantes, de esos que quitan el hipo. De hecho, y no podía ser menos, el director de fotografía, Javier Aguirre Erauso, ganó el Goya a “mejor fotografía”.

No puedo evitar darle mi más sincera enhorabuena a Aitor Arregi y a Jon Garaño, directores de esta obra de arte. También es destacable mencionar a Pascal Gaigne, compositor de la banda sonora original de la película, y a Saioa Lara, diseñadora del vestuario. Y aun así nos dejamos felicitaciones en el tintero, porque cada una de las personas que han participado en esta película han realizado su trabajo sin fallos.

Actualmente “Handia” está disponible en DVD, Blu-ray y en Netflix. Así que ya sabéis, si tenéis un par de horas libres dadle al play y disfrutar, porque no tiene desperdicio. Os aseguro que la escena final es tan sublime que se os quedará grabada en la memoria.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Dj Baste: Del pupitre a la tarima

 “Jesús Basterra de día, Dj Baste de noche”. A sí puede resumirse la doble vida de este estudiante del Grado ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies