Home / Cultura / Cine / «Kingsman: El Círculo de Oro» (Matthew Vaughn, 2017), whisky americano, no británico.

«Kingsman: El Círculo de Oro» (Matthew Vaughn, 2017), whisky americano, no británico.

Imagen relacionada
Channing Tatum no haciendo nada, como en «GIJoe 2″… empiezo a pensar que no vale para nada (Halle Berry si, miradla que genial que es)

En 2015, Matthew Vaughn estrenó una de las mejores películas de acción de los últimos años: «Kingsman: Servicio Secreto». El buen hacer del director, demostrado con creces a lo largo de su breve filmografía (a través de peliculones como «Kick Ass», «XMen Primera Generación» o, para mi la mejor de todas, «Stardust») y la buena base de la historia (basada en un cómic de Mark Millar, una de las grandes mentes pensantes del cómic en el siglo XXI, encargado de obras tan célebres como «Kick Ass», «Super Crooks» o «Civil War») fueron el origen de una fresca e irreverente película de James Bond en la que te recordaban cada media hora que esto no era una película de James Bond. Colin Firth, Sam L Jackson, Taron Egerton… Nombres de nivel para una franquicia recién nacida.

Debido al éxitazo que supuso esta obra, se confirmó su secuela y, el director, que no es mucho de secuelas, confirmó que el se encargaría de la misma, algo inaudito en su obra. Así que en 2017 se estrena «Kingsman: El círculo de Oro», sustituyendo a Samuel L Jackson por Julianne Moore, una actriz que, desde mi perspectiva, supera en sus dotes actorales al célebre actor de «Pulp Fiction» (1995, Quentin Tarantino).

Resultado de imagen de elton john kingsman
Me he quedado con la espinita de que no se revelara que Elton John es un agente de Kingsman encubierto… Y con que en la boda sonara el Crocodile Rock… Pero lo importante es que sale Elton John

Y una vez vista la secuela, paso a opinar. Y es que las comparaciones son inevitables. Dónde en la primera entrega había un guion elaborado y original aquí nos presentan uno bastante surrealista y tópico, con situaciones que no hay por dónde coger, además de algunas excusas para recuperar personajes de la primera entrega (la de Harry está medianamente justificada pero la de Charlie…).

Por otro lado, el elenco está soberbio. Es de esas películas que cuando ves, sabes que los actores están disfrutando muchísimo. La dirección de Vaughn no adolece en ningún momento y, es que a pesar de tener un guion lamentable, la película mantiene un ritmo bastante más logrado que en la predecesora, consiguiendo que los casi 150 minutos que dura se pasen volando.

Otro asunto es que está preparada para un público que ya conoce a los personajes, y el guion se salva por ellos: por el cariño que se les tenga cogido de la primera entrega.

Curioso es que, en dónde estuviera Mark Hammil en la anterior entrega, en esta este Elton John. (Tengo curiosidad por saber a quien pondrán en la tercera).

En definitiva, una película muy entretenida, que se pasa volando. ¿Al nivel de su predecesora? De no ser por el infame guion lo estaría, ya que en lo demás (técnico, actoral…) está bastante por encima.

Aunque se pueda considerar spoiler os lo voy a decir: Channing Tatum sale diez minutos de la película. Esta para atraer gente. Pedro Pascal es el que tendría que estar en el poster, no Tatum.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

«Verdad o Reto» (Jeff Wadlow, 2019), un nuevo demonio para el cine.

Una entretenida propuesta de terror por parte de la siempre confiable "Blumhouse"

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies