No te pierdas:
Inicio / Cultura / La verdadera bestia en la Bella y la Bestia

La verdadera bestia en la Bella y la Bestia

Esta semana se nos presentó el trailer de la nueva película protagonizada por Emma Watson: La Bella y la Bestia. Tras el teaser revelado hace unos meses no es poca la expectación que genera esta película entre el público que desea ver de nuevo esta historia en la gran pantalla.

Ahí está el problema.

the beauty and the beast red rose

the beauty and the beast red rose

Hollywood bien sabe que las ideas nuevas no son recomendables. Una historia nueva conlleva riesgo al tener que esperar que la reacción del público sea la esperada. Así pues, de sobra es sabida la tradición que tiene de adaptar historias ya escritas a la gran pantalla. Si el producto original vendía también lo hará la película. El problema de todo esto es cuando ocurren cosas como la nueva película de La Bella y la Bestia, la cual se trata no de una adaptación o una reimaginación de la historia, sino un calco de los elementos, personajes, música, historia y hasta vestuario de su antecesora de 1991.

the beauty and the beast emma watson

the beauty and the beast emma watson

Esta película no esconde todos estos factores, más bien los muestra con orgullo porque sabe que lo que es bueno para ellos es bueno para el público. Al este le gusta volver a su infancia y recordar aquellos buenos momentos que hubo en la cinta original. La nostalgia es un arma mortífera en las manos de los productores y la usan para atraer un público sumiso drogodependientes del ¨hype¨ y de la ya mencionada nostalgia que están mas enamorados del deseo que de lo deseado.

Este malicioso abuso sobre las emociones ajenas no es recriminado por ninguna de las dos partes. Hollywood reduce gastos saqueando bolsillos y el público es feliz visualizando un refrito con un agrio sabor a aceite usado.

El cine es cultura sin duda y nos están obsequiando una cultura que ha salido rebuscando en la basura. Si vivimos rodeados de ella nos acostumbrarán cada vez más a creer que esto es lo que hay. La cultura de la pereza y el conformismo. Ni el guión, la historia, la ejecución, la actuación ni los personajes. Lo que vende es el absentismo intelectual. La pausa indefinida para la exploración humana y artística. La nada.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Te puede interesar

El séptimo arte invade Sevilla con la celebración del Festival de Cine Europeo

La capital hispalense acoge la Fiesta del Cine y el SEFF en un mes cargado de séptimo arte. El cine ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas