No te pierdas:
Inicio / Cultura / Luces, sombras y humo en la Fórmula 1

Luces, sombras y humo en la Fórmula 1

Tras 19 carreras por todo el mundo, la Fórmula 1 llegó a su fin el pasado 29 de Noviembre, en el trazado de Yas Marina, en Abu Dhabi. Una temporada completa para bien y para mal y con muchas conclusiones dignas de destacar, en lo que, a pesar de lo que muchos dicen, será un año para el recuerdo

 A finales de año de 2014 casi todo el mundo en la Fórmula 1 pensaba lo mismo, hay que frenarlos como sea. El gran rival, el campeón indiscutible, el coloso; y muchos apodos más se podrían dar al equipo Mercedes tras su temporada en 2014. Con Hamilton a la cabeza, los alemanes arrasaron casi literalmente el mundial, batiendo muchísimos récords que ya batió Red Bull en su tiempo. El objetivo del resto de equipos para la próxima temporada era claro y único, había que batirles.

Dada esta situación, el invierno se hizo especialmente largo y especulativo, y no fue hasta la primera carrera cuando se supo realmente qué nos podría deparar la temporada. El gran coloso dominador necesitaba sentir la presión y miedo de sus adversarios, y así fue. Muchas fueron las campañas y avisos, de parte de Mclaren por ejemplo, que prometía una temporada revolucionaria gracias al regreso de Honda. Sin embargo, el más listo fue Ferrari, quien a base de humildad y en silencio, consiguió plantarse en Australia como primer candidato a batir a la marca alemana.

Fuente: www.mascoche.net

La temporada de Fórmula 1 de 2015 comenzó como se esperaba, con Mercedes ocupando las primeras plazas y con Hamilton en estado de gracia. Sin embargo, encontramos diversas sorpresas en el resto de la parrilla. Ferrari, que parecía abatido tras la temporada de 2014, consiguió aferrarse a la segunda posición de constructores con una gran actuación de Sebastian Vettel, que consiguió lo máximo a lo que podía aspirar (en ese momento), subirse al podio tras las balas plateadas. Otra sorpresa fue el debutante Felipe Nasr, que aprovechando los problemas de fiabilidad del resto de equipos, consiguió colocar su Sauber en la quinta posición. Sin embargo, las cosas no seguirían así durante el resto de la temporada para el brasileño, consiguiendo puntuar solo unas pocas veces más y terminando en la decimotercera posición del mundial. La otra gran sorpresa del inicio de temporada fue Mclaren Honda. A los de Woking les faltó prometer el cielo en pretemporada, pero la realidad es que nada más comenzar solo encontraron humo, humo y más humo. Todas las promesas se vinieron abajo a lo largo de la temporada, acabando con la paciencia de muchos aficionados y siendo el centro de las críticas muchas veces. Y así empezó en Australia, Button consiguió llegar a meta a años luz del resto y Magnussen, que sustituía a Alonso tras su accidente sufrido en pretemporada, no pudo ni tomar la salida.

El rendimiento de Mclaren se mantuvo con tendencia regular a mejorar levemente a lo largo de la temporada, llegando incluso a puntuar en algunas carreras. Sin embargo, esto no quita que sea la peor temporada de su historia para el equipo inglés y sus pilotos. Es impotente, pero este año hemos presenciado la impotencia de dos campeones del mundo como lo son Jenson Button y Fernando Alonso, que tras numerosos abandonos por fiabilidad, tener que aguantar un coche lejos de ser competitivo y muchos infortunios más; solo pudieron terminar decimosexto y decimoséptimo, respectivamente. De momento el humo persiste en los cielos de Woking y no tiene pinta de irse, ¿llegará alguna ráfaga de viento que los aparte el año que viene de la Fórmula 1?

Fuente: www.motor.as.com

Justo detrás de Mclaren en constructores terminó el equipo Manor. Tras una complicada pretemporada, en la que casi desaparecen, los ingleses volvieron in extremis al mundial, hasta tal punto que no pudieron ni disputar la primera carrera. Para ellos corrieron Merhi, Stevens y Rossi (algunas carreras al final de año), siendo el mejor clasificado de los tres el español Roberto Merhi, que consiguió superar con creces a su compañero, Will Stevens. A pesar de su aporte monetario, Stevens no pudo ni superar ni a Rossi, que en tan solo 4 carreras consiguió mejores resultados.

Subiendo en la clasificación de constructores nos encontramos a Sauber, quienes con el aporte, mencionado anteriormente, de Nasr y la pobre actuación de un Ericsson que solo brilló 3 carreras, cosechó apenas 36 puntos y una temporada bastante decepcionante viendo como empezaron las cosas.

Más arriba nos encontramos a las jóvenes promesas de Toro Rosso. Carlos Sainz y Verstappen fueron, sin lugar a dudas, las mayores revelaciones de la temporada. Concretamente fue Max Verstappen quien con su temprana edad de 18 años y su valentía y adelantamientos sobre el trazado, sorprendió más a toda la afición. El holandés batió los 18 puntos de su compañero de equipo por una diferencia de 31 puntos y grandes actuaciones como los cuartos puestos de Hungría y EEUU. No corrió la misma suerte Carlos Sainz, el madrileño sufrió numerosos problemas de fiabilidad y solo pudo puntuar en 7 carreras.

Por delante nos encontramos a los hombres de Lotus, Grosjean y Maldonado. A pesar de marcharse el año que viene al equipo Haas, Grosjean dejó Lotus a lo grande, resarciéndose de su mala temporada pasada y llegando a conseguir hasta un podio en Bélgica. Maldonado, por su parte, logró superar su mala racha del principio y realizó un final de temporada medianamente aceptable, ganando unos escasos pero valiosos puntos para el equipo.

Entrando en el Top 5 de equipos encontramos a una de las mayores sorpresas de la temporada, Force India. A pesar de su pésimo inicio de año con solo 11 puntos en 5 carreras, el equipo se vino arriba y fue capaz de remontar el potencial de su coche hasta conseguir un final de temporada regular que les otorga esta merecida quinta plaza de constructores. Cabe destacar la actuación de Sergio Pérez, que consiguió batir nada más y nada menos que al campeón de las 24 horas de Le Mans, Nico Hulkenberg. El méxicano tuvo una excelente actuación llegando a lograr un podio en el GP de Rusia y consiguiendo unos valiosos puntos en la carrera de su casa.

En la cuarta posición nos encontramos a un descontento equipo Red Bull. La marca de bebidas energéticas comenzó a decaer en 2014 hasta estrellarse esta temporada. Tras 4 años de gloria junto con Vettel y su asociación con Renault, Red Bull ha perdido ambos puntos fuertes. Ricciardo y Kvyat tuvieron que enfrentarse a enormes sanciones por gestiones y cambios en el motor y solo pudieron lucirse en contadas carreras como la de Hungría, en la que ambos lograron subir al podio.

Y este año repite posición de podio el equipo Williams. Tras un inicio y transcurso de temporada bastante aceptable, Massa y Bottas no fueron capaces de poner la guinda al final y se han tenido que conformar con la sexta y quinta plaza del mundial, respectivamente. Los hombres de Frank Williams lograron buenos resultados individualmente en algunas ocasiones, pero no fue suficiente para alcanzar a los dos líderes indiscutibles del campeonato, Ferrari y Mercedes.

Fuente: www.formula1porra.blogspot.com

Y así llegamos al final, la pelea por el liderato del mundial de Fórmula 1, por la gloria. Esta vez Mercedes tuvo un rival más competitivo que fue capaz de ganarles algunas carreras e incluso alguna Pole, pero, una vez más, no fue suficiente. Ferrari demostró desde principio de temporada que era el primer contendiente a pelear con Mercedes. Gracias a una inmejorable temporada de Sebastian Vettel, logrando puntuar en 17 de 19 carreras, ganar hasta 3 de ellas y completar el mejor debut de un piloto de Ferrari, y a una mejora en el rendimiento de Kimi Raikkonen, que logró 3 podios; la mítica Scuderia italiana consiguió ponerle las cosas un poco difícil a Mercedes y quedarse, de forma indiscutible, la segunda plaza de constructores.

Por último llegamos a la batalla interna de Mercedes que, una vez más, se saldó con la indiscutible victoria de Lewis Hamilton. El inglés no tuvo rival esta vez y arrolló a su compañero de equipo, Nico Rosberg. Gracias a 11 Poles y 10 victorias, Hamilton consiguió su tercera corona y emular a su ídolo, Ayrton Senna. Rosberg, sin embargo, mostró la cara típica del segundón, completando una temporada muy decepcionante que solo pudo maquillar un poco al final con varias victorias y Poles consecutivas que, por el bien del espectáculo, esperamos que sigan el año que viene.

Dejando atrás los resultados, la temporada 2015 nos deja muchas cosas que enmarcar. Un año de altibajos en cuanto espectáculo, con grandes carreras como las de Hungría y EEUU; y enormes aberraciones como las de Brasil o Australia. El debut del piloto más joven de la historia, Max Verstappen y su impresionante actuación. La emotiva marcha de las cadenas que ofrecían en abierto este maravilloso deporte, Antena 3 y TV3. Pero, sobretodo, lo que nunca olvidaremos esta temporada será la marcha de la joven promesa que llevaba meses luchando por su vida tras un grave accidente en 2014, Jules Bianchi. El joven francés no pudo superar las secuelas del accidente y, desgraciadamente, dejó un vacío importante en el mundo de la Fórmula 1.

Ha sido un año largo y completo, con otro dominio aplastante de las brillantes balas plateadas, un equipo como Ferrari que está logrando armarse tras las sombras para enfrentarse a Mercedes y una enorme decepción causada por la enorme cantidad de humo que emitió Mclaren, tanto en su coche, como en los medios. Veremos que nos depara la Fórmula 1 el año que viene, en lo que promete ser otra gran temporada.

Fuente: www.elnuevodiario.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Te puede interesar

La Sala X vibró con Los News

El viernes pasado Los News presentaron su último trabajo If we don’t, who will? en la Sala X Dos años. ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas