Home / Cultura / «No debemos perder de vista que esto únicamente es carnaval»
Javier Cuevas
Javier Cuevas

«No debemos perder de vista que esto únicamente es carnaval»

Debido al gran revuelo que ha causado la comparsa «Los que barren pa’ casita» en el COAC (Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas) 2015 nos hemos desplazado hasta la barriada sevillana de San Jerónimo y hemos entrevistado a su director, Javier Cuevas.

 ¿Cómo surge la idea de «Los que barren pa’ casita»?

La idea la tenía guardada desde hacía un par de años; tenía la idea de cantarle a casa. Un homenaje a Sevilla. Este año ha visto la luz debido a que los componentes más antiguos tenían ganas de llevar un proyecto así para adelante, y eso, junto con la aportación de nuevos integrantes con cierta calidad decidimos presentarnos al Falla. Pero la idea en sí es algo que tengo guardado desde hace años, para darnos el gusto a nosotros mismos de poderle cantar a casa.

 ¿Cómo reaccionó el grupo ante tal propuesta?

Pues a alguno les cogió de sorpresa y especialmente el hecho de que todo el repertorio fuera dirigido a Sevilla. Pero poco a poco se fue fraguando la idea y el grupo lo ha ido aceptando. Es cierto que había un par de ideas: una para concursar y la otra que era justamente ésta,  para nosotros mismos. Entonces al grupo le gustó, se tomó como bonita y atrevida, y lo cierto es que la han defendido muy bien.

¿Hubo miedo por parte de los componentes?

Hubo más que nada “cachondeo”. Cuando yo llegaba por las noches al ensayo diciendo vamos a hacer esto o aquello, o traía letras nuevas, o por ejemplo el día que dije que íbamos a meter una sevillana…hubo alguno que, de broma, empezaron a decir «yo me borro». Pero por lo general no ha habido miedo, al contrario, los he visto disfrutar cantándole a casa, se han sentido muy cómodos y el ver la reacción de aquellas personas a las que le ha gustado, ver como aplaudían o incluso lloraban con nuestras letras…eso es algo que no se puede describir, es un enorme orgullo.

¿El selfie estaba premeditado? ¿Teníais intención de hacerlo desde un principio?

El selfie tiene su historia. Fue como una segunda parte de la ironía que se encontraba en ese cuplé. Yo fui consciente, a la hora de escribirlo, de decir verás cuando cantemos en el Falla, esto al Gallinero le iba a sentar fatal, de hecho así lo dice la letra «que mal me sienta el sombrero…pues peor le sienta nuestra comparsa a toda la gente del gallinero» Entonces esta idea del selfie fue pensando, ya que se va a montar la “pajarraca” yo quiero un recuerdo. Pero ya digo, fue parte de esa ironía en los cuplés y ni mucho menos con ninguna intención de molestar. Si es cierto que nos han hecho una crítica, ya que el año pasado Los Pachis, hicieron lo mismo en la final, pero a nosotros nos dio igual el hecho de que nos dijeran que nos habíamos copiado, porque es una cosa que para nosotros es simplemente un recuerdo, igual que nos hicimos una foto con las ninfas el año de “Los Majaretas” en plena actuación.

Teniendo en cuenta que es sevillano y le está cantando a su tierra, ¿le ha costado más trabajo hacerla?

No, todo lo contrario, de hecho de todos los años que llevo haciendo carnaval ha sido en el que me he sentido más a gusto, tranquilo y sin presiones porque he escrito lo que realmente he querido, algo que siento. No es que no quiera a Cádiz, pues 30 años de carnaval lo abalan, pero mi casa es mi casa, así que a la hora de escribir ha sido muy bonito porque todo lo que he escrito han sido vivencias. Yo me casé y mi mujer fue en coche de caballo a la Plaza de España, ¿qué novio o novia no va a la Plaza de España en coche de caballo para hacerse las fotos?, ¿quién no se ha dado sus besos a escondida en el Parque María Luisa?, ¿qué familia no ha llevado a sus hijos las mañanas de domingo al Parque de las Palomas? De novios íbamos también a ver La Candelaria a los Jardines de Murillo, pero no solo yo, sino la juventud en general, y a día de hoy es una tradición. Son cosas que yo he vivido pero que cualquier sevillano también. Si es cierto que se tiene una mayor responsabilidad, en el sentido de a ver si no voy a saber escribirle a Sevilla. Sin embargo, por la opinión de la gente que se me ha acercado considero que me ha quedado un pasaje muy bonito de cada barrio o recuerdo que ha quedado plasmado en estos pasodobles. Podía haber hablado de las penas y las malas condiciones que podemos encontrar en Sevilla (que por supuesto las hay) pero hemos querido hacer lo que siempre se ha hecho en carnaval que ha sido piropear. Queríamos hacer letras que llegaran al corazón.

¿Lo meditasteis mucho antes de dar el paso definitivo y cantarle a Sevilla?

No. Desde el mes de julio que llamé a los componentes para explicarles lo que íbamos a hacer ellos tiraron para adelante. Desde primera hora sabíamos lo que queríamos a hacer y lo llevamos lo mejor que pudimos. Cambiamos incluso el nombre para que no se diera pista de lo que íbamos a hacer. La gente sabía más o menos que íbamos cantándole a Sevilla, pero se pensaba que íbamos a “dar caña”, pero si se escucha el repertorio no es más que un piropo. A nosotros se nos ponía los vellos como escarpias cada vez que la gente salía llorando de emoción.

 ¿Podríamos decir que os habéis quitado una espinita cantándole a vuestra tierra?

Sí, claro. Nosotros ya le habíamos cantado antes a Sevilla en Cádiz, el año de «Los Chusmetas», que le dedicamos un pasodoble a nuestra ciudad, pero un repertorio entero a Sevilla no se ha visto nunca antes. Bueno ni a Sevilla ni a ningún sitio, ni siquiera a Cádiz, entonces en ese sentido hemos sido innovadores al ser la primera agrupación que ha llevado un repertorio entero dedicado a una ciudad. Y eso de cantarle a una ciudad en concreto en el Falla no está penalizado, mientras que se cante con cariño y respeto es tan válido como cualquier otro repertorio. Otra cosa es que no se puntúe, pero en cierto sentido nos da igual, nosotros hemos cantado con el corazón y únicamente queríamos disfrutar y cantar con todo el sentimiento que pudiéramos echarle. Además tenemos que ser sinceros con nosotros mismos y reconocer que nosotros en Cádiz ya no íbamos a hacer más nada, pues por mucho que hiciéramos no íbamos a conseguir más, porque ya está todo el pescado vendido, se sabe todos los años quienes son los que pasan, quienes son los que van a ganar. Pero yo ya no busco nada, ¿para qué? Más fuerte sería la caída si fuera con la intención de buscar algo, por lo que voy a disfrutar con mi grupo.

¿Hubo miedo ante la reacción que pudiera tener el público?

Una vez en el Falla estábamos muy contentos por volver a pisar sus tablas después de cuatro años. Durante la actuación sí que tenía miedo pero porque el grupo se perdiera, que por ejemplo no entráramos todos igual, que la caja se fuera por otro sitio…porque como se escucha en los vídeos o en el teatro no tiene nada que ver con como se escucha en el escenario, donde el bullicio es horroroso y da la sensación de estar cantando mal. Pero por lo demás no…

¿Qué opina acerca de las continuas interrupciones por parte del público?

Es complicado…Por un lado estuvo cuando El Gallinero se puso a cantar el himno del Cádiz. La agrupación también comenzó a cantar pero yo les pedí que pararan, que esperaran a que terminaran y entonces aplaudieran. No por nada, para nosotros no fue algo especialmente grave, de hecho en otras condiciones lo tomaríamos como un acercamiento, pero era evidente que eso no estaba dirigido hacia un hermanamiento, sino más bien a una intención de que nos echaran el telón. Sí que nos pareció una falta de respeto (y creo que es lógico) el hecho de que estuvieran continuamente entorpeciendo la actuación. Si no te gusta algo tienes todo el derecho de levantarte e irte, pero no te dediques a vocear, ya no por nosotros, sino porque la persona que tienes sentada al lado ha pagado una entrada en las mismas condiciones que tú y tiene el mismo derecho de escuchar con tranquilidad las agrupaciones. Así que realmente falta de respeto hacia nosotros no, falta de respeto hacia las personas que sí querían escuchar.

¿Habéis ido al carnaval de la calle de Cádiz?

No, no hemos ido. Nuestra intención era ir, pues pensamos que únicamente era una comparsa y creíamos que caería agradable, pero viendo como estaba la cosa decidimos no ir. Yo si he ido de forma individual, y la gente, evidentemente, me miraba mucho. De hecho fue pararme y se me acercó mucha gente, incluso autores que me dieron su opinión. Alguno me felicitó y otros me dijeron que si estaba loco con la que había liado (siempre desde un tono afable), pero todo desde el respeto.

¿Habéis recibido una respuesta o reacción especialmente violenta por parte de algún aficionado?

No, de forma directa no. Si que es cierto que por Internet se han dicho muchas barbaridades, pero eso no hay que tomarlo en cuenta porque son aficionados llevados a un extremo que no es sano, y como estamos acostumbrados a ver los radicalismos no son buenos. Los miembros de la agrupación no han entrado al trapo en ninguno de estos comentarios, entre muchas cosas porque esas no eran formas de hablar, y también porque en cualquier caso es cosa de los aficionados el defendernos, pues sería absurdo que nosotros mismos nos echáramos flores.

 ¿Cómo ha afectado este tipo en los contratos?

En Cádiz solo hemos tenido un contrato, en Olvera, un pueblo en la sierra. Pero luego por aquí ha sido en toda la provincia, y de hecho a día de hoy aún estamos haciendo cositas. Hemos estado en Tomares, Burguillo, San Juan, Alcalá de Guadaira, y de hecho los alcaldes de estos cuatro pueblo acudieron personalmente a felicitarnos, diciéndonos que lo que habíamos hecho era muy bonito. También hemos cantado en La Algaba,y dentro de Sevilla capital hemos actuado en Pino Montano, multitud de bares del centro…la verdad es que no podemos quejarnos, más que por los contratos en sí es por el calor de los espectadores que allá donde vamos nos reciben con los brazos abiertos.

¿Tenéis intención de regresar con otra agrupación el año que viene?

La intención principal era no ir, pero ya personalmente me veo obligado a salir porque considero, aunque quizá me equivoque, que si no salgo lo van a tomar como una chulería. Así que sí, saldremos, con la condición de que salgamos todos, a no ser que por fuerza mayor no pueda salir alguno, pero lo imprescindible es que salga la mayoría y volvamos a pasarlo bien y a disfrutar que es lo que verdaderamente importa, pues no debemos perder de vista que esto únicamente es carnaval, y los que participan van a pasarlo bien, a olvidar un poco los problemas y divertirse.



Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Javier Blanco: «Tienes que pelearte con quien haga falta para conseguir la información más objetiva»

En un momento que podríamos catalogar como convulso o agitado en el panorama mundial y en el ámbito del periodismo ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies