Inicio / Cultura / [Reseña] Ready Player One

[Reseña] Ready Player One

Portada

Título: Ready Player One
Autor: Ernest Cline
Editorial: Ediciones B
Páginas: 462
Precio: 18€
Libro Único

SINOPSIS

Estamos en el año 2044 y, como el resto de la humanidad, Wade Watts prefiere mil veces el videojuego de OASIS al cada vez más sombrío mundo real. Se asegura que esconde las diabólicas piezas de un rompecabezas cuya resolución conduce a una fortuna incalculable. Las claves del enigma están basadas en la cultura de finales del siglo XX y, durante años, millones de humanos han intentado dar con ellas, sin éxito. De repente, Wade logra resolver el primer rompecabezas del premio, y, a partir de ese momento, debe competir contra miles de jugadores para conseguir el trofeo. La única forma de sobrevivir es ganar; pero para hacerlo tendrá que abandonar su existencia virtual y enfrentarse a la vida y al amor en el mundo real, del que siempre ha intentado escapar.

Todo me recordaba amargamente que el mundo donde pasaba mis días no era, desde luego, el mundo real

VALORACIÓN PERSONAL

Estamos en el año 2044, donde el la violencia y la pobreza dominan las calles y solo un pequeño porcentaje es lo suficientemente rico para poder tener un trabajo y una vida llena de lujos. El resto vive en la desesperación. Pero al menos tienen una vía de escape: OASIS.
OASIS es todo un universo de realidad virtual, donde creas tu avatar y puedes hacer tu vida como si de la vida real se tratase. Puedes ir al instituto, donde profesores de verdad impartirán sus clases por medio de sus avatares; al terminar la jornada escolar, puedes desconectarte y hacer tu vida normal, o viajar a los múltiples mundos para jugar como si se tratase de un MMO como World of Warcraft o derivados. Además, es la mayor biblioteca del mundo, conteniendo millones de libros, películas, cómics, canciones y vídeos.

Reseña

Ready Player One

La población en casi toda su totalidad pasa sus horas del día inmersos en este videojuego, trabajando, estudiando, o simplemente tomando un helado virtual con amigos virtuales. El dinero virtual de OASIS es casi tan importante, o incluso más, que la moneda real.
El día a día rutinario en OASIS cambia cuando James Halliday, el multimillonario creador de OASIS, fallece, y decide legar su herencia, y el control absoluto de OASIS, al primer jugador que encuentre un “easter egg” (huevo de pascua: en videojuegos, es algo así como un secreto oculto en el juego) que ha dejado por el extenso universo de su videojuego. Y para encontrar ese easter egg, el jugador antes debe encontrar tres llaves.

A partir de aquí, a los jugadores interesados en buscar las llaves se les conocen como Egg Hunters o Gunters, obsesionados con los gustos de Halliday (musicales, de películas, videojuegos…) para así poder buscar mejor alguna de las llaves. Wade, un chico de 17 años que usa OASIS como una forma de evadirse de su miserable vida en la inmundicia y llena de abusones, es un Gunter, que se dedica a buscar la llave cuando termina de asistir a clase, aunque poco puede hacer pues su avatar está a un nivel muy bajo.
Además, existe una empresa, IOI, que se dedica a contratar a Gunters para que trabajen para ellos y encontrar el easter egg. Así, podrán convertir OASIS en un sistema de pago y sacar aún más beneficio. El alias de sus Gunters está formado por un número de serie que comienza por 6, por lo que a los esbirros de IOI se les conoce como “sixers”.

Wade solo tiene un amigo, un chico de color al que solo conoce a través de OASIS. Wade es un don nadie con un avatar mediocre. Pero todo cambiará para él y para el resto de los jugadores cuando se convierte en el primer jugador en encontrar la primera llave.

Me detuve un instante a contemplar el equipo de inmersión. Me había sentido tan orgulloso cuando pude comprármelo… Pero con el paso de los meses había llegado a verlo como lo que era: un artilugio muy sofisticado con el cual engañar mis sentidos que me permitía vivir en un mundo que no existía. Cada uno de sus componentes era un barrote de la celda donde voluntariamente me había encerrado a mí mismo

La novela mezcla la aventura con videojuegos y películas de los años 80. Así que los que nacisteis por esa época o antes, pillaréis las cosas al vuelo, o si eres más joven pero eres un apasionado de los videojuegos; en mi caso me pierdo a veces en las referencias y eso, pero en ningún momento le resta interés a la historia, ya que así aprendo cositas nuevas. La aventura en sí está muy bien construida, manteniendo la tensión ya sea en OASIS o en el mundo real. Y el personaje no va mágicamente de un lugar a otro: tiene que pasarlas canutas para conseguir ciertas cosas. Todo esto interactuando a través de un casco, unos guantes y un traje interactivos.

Pese a no pillar algunas de las referencias, he disfrutado con todas las influencias que el autor ha tenido para escribir el libro. Se ve que Ernest Cline está muy bien documentado y ha plasmado en el libro una enorme cantidad de información sobre la cultura de los videojuegos, música, series, anime, películas, cómics, libros, personajes…todos ochenteros, claro.

La realidad no es lo que mas me gusta, pero es el único sitio donde se come decentemente

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Te puede interesar

Crítica: La Bella y La Bestia

Disney se ha acostumbrado a reciclar ideas y nosotros a desencantarnos con ellas. Los remakes de los grandes clásicos de ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas