Home / Cultura / Cine / «Sombra» (Zhang Yimou, 2018), equilibrio entre el mal y el bien.

«Sombra» (Zhang Yimou, 2018), equilibrio entre el mal y el bien.

Imagen relacionada
Cada plano es una verdadera obra de arte

Zhang Yimou, entre los eruditos cinematográficos, es aquel director que trajo al mundo películas del calibre de «Amor bajo el espino blanco». Para los fans de las pelis de «chinos pegando leches», es el de «Hero» y «La Casa de las Dagas Voladoras». Para los millenials, aquel que nos trajo «La Gran Muralla» (si, fue él, no lo olvidéis).

Es bien sabido por todos que el cine oriental es de difícil consumo en Occidente. Lo que ellos hacen (bien) en dos horas, nosotros lo contaríamos en apenas una, y con más leches. Eso para empezar.

Y ¿a que viene ese párrafo tan poco conveniente para una crítica? Viene a una cosa muy sencilla: esta no es una película fácil para digerir en nuestros hábitos de consumo cinematográficos.

Imagen relacionada
Una curiosidad es que en la película no deja de llover en ningún solo momento.

Y empiezo mi verdadera crítica. Visualmente, la película es una pasada. Cada plano tiene una composición perfecta que, compaginado a su soberbia edición de audio (realmente destacable, te mete de lleno en la historia) consiguen realizar una obra maestra técnica, gracias a una dirección soberbia de Zhang Yimou.

Sin embargo, el guion es donde palidece la película, dividiendose en tres actos, de los cuáles el primero y más extenso es tedioso y confuso, sin llegar a conectar realmente con la película hasta bien comenzada la película. Esto no quiere decir que sea una mala película. Quiere decir que cuesta comprender lo que pasa en pantalla hasta que ya ha pasado un rato. Este fallo puede provocar que muchos espectadores se cansen de su visionado demasiado pronto, y es una pena ya que la película merece ser vista hasta el final, deleitarse con cada plano y como consigue reinventar la fábula de «El príncipe y el mendigo» de una manera original y bellísima.

Las escenas de acción son perfectas, en una película que no se basa en la acción, por lo que mas meritorio es. En definitiva, no es una obra maestra, pero si es una película a nivel técnico sobresaliente y a nivel narrativo notable.

AVISO DE SPOILER
En verdad no es nada relevante de la trama sino que toda la película funciona como una metáfora del Ying Yang, demostrando que no hay nada bueno ni nada malo y todo depende de la perspectiva desde donde uno mire, o que todo lo bueno tiene su parte mala y viceversa. También hace cuestionarte una cosa muy importante. ¿El fin justifica los medios?
FINAL DE SPOILER

La película en VOS mejora muchisimo, sobre todo por la pista Dolby Atmos con la que ha sido estrenada en algunos cines (me da que aquí en Sevilla no).

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

«¿Cine de autor o comercial?» Reflexión a partir de la novena sinfonía de Tarantino

¿Se está perdiendo el cine de autor? Podríamos pensar eso viendo el panorama actual: las salas abarrotadas de un cine ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies