Home / Cultura / Un paseo junto a Henry Moore
Figura recliniada/ Foto: Laura Campos

Un paseo junto a Henry Moore

Al amanecer los primeros rayos del sol con su calidez se asientan en la frialdad de sinuosas siluetas gigantes de bronce, que adquieren las formas de inclinadas mujeres y abstractos espacios vacíos para la imaginación del espectador. Monumentos con vida, con historia, que forman parte de la de un gran artista británico moderno: Henry Moore.

Laura Campos / Peña Monje | Esta exposición que muestra el último periodo artístico del escultor (1962-1980) acoge a siete esculturas de gran tamaño realizada en bronce, expuestas al aire libre en la Plaza del Triunfo hasta el 12 de abril. Piezas de extraordinaria calidad que nos animan a reflexionar sobre el arte público, donde el espectador entra en contacto de una forma más cercana con el autor.

“Todo arte debería tener cierto misterio y exigir algo al espectador”

El artista Henry Moore (1898-1936) comenzó sus andanzas por la escultura desde muy joven, inspirado en la famosa figura del escultor y artista Miguel Ángel. Paseó por el arte romántico, renacentista, gótico hasta que coqueteó con la técnica del tallado directo de las que hoy son pruebas sus esculturas. Son característicos de sus obras los temas de la maternidad, como su estatua Madre e hijos reclinados, la abstracción y la transformación de objetos naturales, por medio de la técnica del empleo del hueco y el dominio de la curva. El nombre de sus obras tan sencillos y sin inspiración, esconde una respuesta que Henry Moore dio en su tiempo: “Todo arte debería tener cierto misterio y exigir algo al espectador. Darle a una escultura un título demasiado explícito se lleva parte de ese misterio, por lo que el espectador pasa al siguiente objeto sin tratar de considerar el significado de lo que acaba de ver. Todos piensan que él o ella realmente lo observaron, pero en realidad no lo hicieron.”
Esta exposición al aire libre ha sido organizada por la Obra Social La Caixa, la Fundación Cajasol y el Ayuntamiento de Sevilla, con la colaboración de la Fundación Henry Moore. Asociación que él mismo fundó antes de morir para promover la educación y el mundo de las artes. Ahora Richard Calvocoressi, es el director de ella y Anita Feldman, es el jefe de Colección de la fundación que ha elegido estas esculturas de Henry Moore, que se muestra con magnificencia por la soleada Sevilla.
Según establecimientos de la zona, la exposición en comparación a otras, han atraído a un mayor público debido a la exageración de su tamaño, que permite hacerse fotos entre estas grandes estatuas que se exhiben en esta provincia. Aunque sus ingresos no han aumentado en el periodo que lleva la exposición.
El artista británico solo estuvo una vez en las tierras españolas en el verano de 1934, con su esposa y unos amigos, viajando por Toledo, Madrid, etc., quedando prendado de la cultura de este país. El escultor ya no volvió más a esta patria, pero sus obras recorrerán los lugares que él no pudo ver en vida. Ya han visitado por medio de este tour de España, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canarias, ahora asentadas en Sevilla, descansando, para viajar luego a Valencia, terminando en Bilbao. Viaje donde se muestra el enriquecedor arte británico de Henry Moore con la belleza del paisaje español.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

¡Y vayamos a Ladonia!

¿Nunca habéis soñado u os habéis imaginado en un lugar mágico, de ensueño, desconocido, de esos que no aparecen en ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies