Home / Cultura / Cine / «Una Cuestión de Tiempo» (Richard Curtis, 2013), el efecto mariposa de andar por casa

«Una Cuestión de Tiempo» (Richard Curtis, 2013), el efecto mariposa de andar por casa

Resultado de imagen de una cuestión de tiempo
Si es que miradlos que monos que son… Me los como… :3

Nunca he sido gran fan de Richard Curtis. Su gran obra maestra «Love Actually» siempre me ha parecido un desastre audiovisual en todo su esplendor. «Mamma Mia! Here we go again», secuela del musical de Abba, (con historia y desarrollo de Curtis) me parece entretenida pero rebuscada o, como se dice en mi tierra, garbancera. «Cuatro Bodas y un Funeral» me parece una maravilla (así que hasta la fecha era la única película de Curtis que me convencía, en el guión me refiero).

Vi «Una Cuestión de tiempo» obligado. Obligado por uno de mis mejores amigos que me aseguraba que encontraría oro, y aún más sabiendo que yo en las pelis de Curtis no busco ni cobre. Y más que oro encontré, diría yo.

Pero vamos, que os pongo en situación así como quien no quiere la cosa. Comenzamos con un chaval (si, el malo de la trilogía de Disney de Star Wars, pero no el molón, sino el pringao), que busca el amor de su vida. Un dia, su padre le dice que los varones de su familia pueden trasladar su conciencia a través del tiempo para modificar los actos pasados. Así es como se nos narra el primer desamor del protagonista (Margot Robbie, que eso es empezar con nivel) y el gran amor, una excelente Rachel McAdams.

A simple vista suena a estúpida la película ¿verdad? Suena a típica comedia romántica de tio que busca tia, se conocen, empiezan a salir, se enfadan y luego vuelven… Pues no.

Imagen relacionada
Más bonica y no nace… GUAPA. REINA DEL MARTES SANTO.

Os contaré que pasa con esta película. Esta maravilla es capaz de contar a través de la ciencia ficción algunos de los sentimientos más humanos que existen. La impotencia cuando las cosas no salen como buscas, el decidir que conviene más: si tu bien o el de los demás. La debilidad de enamorarse una y otra vez con el miedo a volver a caer al lugar del que te habías levantado. La alegría, el dolor, la pérdida… Una película sencilla que habla de sentimientos humanos con la excusa de los viajes en el tiempo para contarnos la metáfora de que hay que vivir cada día como si fuera el último ya que quedarse estancado en el pasado es morir en el presente.

La banda sonora es preciosa, el reparto está perfecto y el guión es sublime. El juego de géneros con el que va cambiando según conviene a la película funciona a la perfección. Un pequeño regalo a todos los espectadores con ganas de vivir. (Si os dijera que tuve que aguantarme las lágrimas en el tren según la venía viendo…)

Si os ha gustado mi valoración, espero que veáis la película y me digáis que os ha parecido. Si ya la habéis visto y queréis comentar vuestra opinión, sea esta favorable o negativa, espero leeros en los comentarios muy pronto. Muchísimas gracias, sois buena gente

En versión original gana muchísimo

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

«¿Cine de autor o comercial?» Reflexión a partir de la novena sinfonía de Tarantino

¿Se está perdiendo el cine de autor? Podríamos pensar eso viendo el panorama actual: las salas abarrotadas de un cine ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies