No te pierdas:
Inicio / FCOM / “LA CHUCHETECA”, el rincón principal de la FCOM
La Chucheteca de la FCOM
La Chucheteca de la FCOM

“LA CHUCHETECA”, el rincón principal de la FCOM

La Chucheteca, ya con varios años de vida, es ese puesto de chucherías por el que todos  hemos pasado alguna vez cuando pasamos por la entrada de la facultad de comunicación. Sin ayuda de la facultad (sólo con la condición de que no vendan en la cafetería) cada año son más los que desean pertenecer a este proyecto. El objetivo de los integrantes, estudiantes de 4º de CAV, es el de obtener beneficios para pagar el viaje de fin de carrera (este año unos a Ibiza y, otros, a Dublín) a través de la unión con los compañeros. Este curso, los componentes del establecimiento en el turno de mañana son: Fernando, “el limones”, Gonzalo, “Almu” y “Yol”; hemos podido estar con los dos primeros para conocer más acerca de La Chucheteca. Para Fernando, este proyecto le gustaba porque le permitía la oportunidad de “socializar con la gente, a parte de la comisión que ello suponía (chuches gratis)”; por otra parte, “el limones” se sintió atraído porque“le gustaba la idea de formar parte de esto”. Ambos coincidían en que también tenían edad para ganarse dinero, y este puesto era “una forma barata de hacerlo”.

Tras esta introducción, nos adentraremos en este prestigioso puesto de chuches gracias a las declaraciones de dos de sus componentes (Fernando y “el limones”):

¿Este proyecto que os supone más, un hobbie o un sacrificio?

Es más un hobbie, nos lo pasamos bastante bien vendiendo chucherías, es una diversión –nos cuenta “el limones”. Fernando considera que “hay clientes especiales, los compañeros de clase. Intentan comprar y se sienten mal si no lo hacen, eso gratifica mucho, por eso nos lo tomamos como un hobbie. A veces, incluso sabemos ya lo que quiere cada uno”.

¿Cuáles son los productos más vendidos y cuánto suele ser la recaudación diaria?

Kit-kat, Jumpers, palomitas, conchitas, etc., suelen ser los productos estrella. Al día podemos hacer una recaudación de 40 euros, más o menos, unos días más y otros días menos. También influye el momento del día, las horas en las que más ventas hay son entre las 10:00-11:00 y entre las 12:00 y las 12:45, coincidiendo con la salida de las clases – nos dicen ambos componentes del establecimiento.

¿Varían las ventas si despachan hombres o mujeres?

Cuenta “el limones” que “si está Fernando vendemos un montón, las ventas no varían si estamos los chicos o las chicas”. Nuestra clientela no compra más por el sexo del dependiente, si no por la fidelidad del mismo – nos aclara Fernando.

¿Tenéis algún método para atraer clientes?

Utilizamos las técnicas de mercado clásicas en nuestra tierra: vocerío al cliente para atraerlo, cachondeo con el que viene a comprar, buscar fidelización dando un trato completamente personal, etc., o mediante ofertas.

¿Cómo es vuestra relación con los chavales de telechuche? ¿Existe competencia?

Coinciden ambos compañeros en que “no existe competencia, nos llevamos bien, estamos siempre de cachondeo, a veces nos prestamos productos y luego se devuelven, también solemos hacer pedidos conjuntos. Más que contrincantes, somos compañeros”

Concluidas las preguntas, “el limones” confiesa que “con los años que se lleva realizando, pensamos que nos hemos convertido en parte fundamental de la FCOM”. “La gente nos conoce por la calle por ser los que estamos en el puesto” nos cuenta Fernando.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Te puede interesar

Gente especial: por ti y por todos tus compañeros

Ocurrió en septiembre, en Madrid. Eran algo más de las doce de la noche, y estábamos caminando de vuelta al ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas