No te pierdas:
Inicio / Miscelánea / Boston
Vistas desde el MIT, Boston, Massashusett, EEUU

Boston

Creo que fue la primera vez que mientras le miraba tenía miedo. Le había visto otras veces, de otras formas, más lejos, meno brillante. Le imaginaba… como algo que podría ver algún día en mi vida, uno más de los imposibles que sumo cada día a mi lista de “quizás”. Lo miré parándome en cada esquina de su entramadado y diverso mundo de pieles que le cubren. Creo que el tiempo pasó muy rápido y no pude verle realmente, creo que no sé cómo eres aún y creo que casi como si fuera una droga, tendré que volver a verle.

Fueron solo 3 noches, un amor tan rápido que apenas me dio tiempo a preguntarme si realmente lo era, o simplemente fue miedo, ahora empiezo a sospechar que quizás eran ambos. Algún día me atreveré a llamarte solo para escuchar de nuevo tu voz rota y espero que tus ojos brillantes siempre perdidos en la luz, de la contaminación lumínica de la vida me recuerden un momento.

Vistas desde el MIT, Boston, Massashusett, EEUU

Vistas desde el MIT, Boston, Massashusett, EEUU

Te he oido gritar, como si el mundo se acabara mañana, te he visto gritar mientras todo tu cuerpo se tensaba y tus ojos solo me miraban sabiendo que me estaban rompiendo por dentro. Soy lo suficientemete flexible cómo para no romperme por ti, pero no tanto para llegar a tu alma, tan lejos e innacesible… tan fría y cálida, llena de túneles subcutáneos, que guardan recuerdos de mucho, de demasiado y de momentos que quizás no se puedan contar.

Es tan completemente imperfecto que combina a la perfección todas tus virtudes y hace de sus defectos su propia personalidad. Jamás miraré a nadie cómo le miré a él, ha superado los límites que el conocido amor delimita, la ciencia nunca me había demostrado tanto, los laboratorios nunca fueron tan divertidos.

Tal y cómo si fuera félix felicis lo que corriera por sus arterias, su cuerpo se movia con la tranquilidad de saberlo todo, de que todo lo que sus manos hacían no podía estar mal. Nada de aquello pudo ser un error, no para nosotros… Creí que había vivído casi todos los sentimientos que el hombre en su historia pudiera describir… pero él, le ha enseñado a mi cuerpo que hay partes de su miedo que aún no había experimentado, partes de piel que aún no habia tocado, sonidos que aún no habia hecho, ni conseguido pronunciar en voz alta.

Quiero que sepas estés donde estés, si tuviera que describir de alguna manera todo lo que me has dado en tan poco tiempo, si pudiera intentar buscar un solo adjetivo que te hiciera justicia, creo que erraré en mi intento de encasillarte en algo tan banal como las letras que ahora mismo te dedico. No creo que la poesía pudiera alcanzarte, tampoco las ciencias están dispuestas a dominarte. Te recuerdo, no como algo descriptible, sino como algo vivido, un sentimiento llevado al extremo, un batalla entre energías sin poder ser encerradas. He visto vibrar en tu cuerpo el ÉXITO, a través de tus manos y tus labios en mi piel, en cada una de tus palabras y tus gritos de placer, en tu pasión y en tu ávida mirada. Me has mostrado el éxito como concepto de vida, como la vida misma, el éxito como sentimiento que te mueve cada día, y te combierte en un animal sin límites.

This is not made to be easy, it is made to deserve the effort

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Te puede interesar

Tinta

Eres todo lo que dibujas, yo soy todo lo que escribo. Tú encuentras tu hogar en los trazos de tus ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas