No te pierdas:
Inicio / Miscelánea / La historia del pescadito que salió a comerse el mundo, y se encontró con un tiburón
El pescadito. / Cristina Baquerizo
El pescadito. / Cristina Baquerizo

La historia del pescadito que salió a comerse el mundo, y se encontró con un tiburón

También nosotros soñamos con el cielo y tenemos que conformarnos con volar en su reflejo. Nuestras lágrimas son sombras que se pierden…que se inundan en la inmensidad como nosotros nos desbordamos de pompas. E incluso ellas se rompen nada más tocarlas. Nacer en agua es estar destinado a no probar jamás el canto del viento. Se ahogan nuestros sueños…

La niña pensó que hay alas encerradas en cárceles de agua. Y que aquel pez que le lloraba al sol tenia la suerte de bailar sobre nubes y espuma, y la desgracia de querer ser otro.

Dibujo: Cristina Baquerizo

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Te puede interesar

ARMA DE PAZ, ARMA DE HOY: LA PALABRA

Sintiéndolo mucho me tengo que ir. ¿A dónde? Es una sensación constante cuando la persona a la que te diriges ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas