No te pierdas:
Inicio / Miscelánea / Somos grandes actores
Actor.
Actor.

Somos grandes actores

Actuamos, coherente o incoherentemente, pero día tras día damos una imagen ficticia o errónea de nosotros mismos, quizás no a aquellos más cercanos, pero sí a la gran mayoría, y sobre todo a esos en los que no depositamos ni una pizca de confianza. Elaboramos un papel distinto ante cada situación, pero debemos disponer de la suficiente racionalidad como para conocer nuestra persona y nuestros límites. Cuántas veces nos habremos preguntado por qué nos comportamos de una forma u otra según quién nos acompañe, por qué no tenemos siempre la misma apariencia, por qué nos dejamos llevar por el momento, etc. Damos demasiada importancia a cosas insignificantes y hacemos todo un mundo de cualquier tontería, en lugar de considerar lo realmente valioso y de recordar que basta con nuestra propia opinión para sentirnos satisfechos. Será que nos tienta la idea de parecer interesantes para el resto, pero ¿no es algo absurdo e infantil?

Todo ello origina situaciones insostenibles, esas en las que nos vemos tan pequeños que creemos que van a comernos. Tratamos de exigirnos más y más, hasta que nos saturamos, e incluso nos quedamos sin tácticas a las que recurrir cuando nos encontramos al borde del caos. Y es ahí cuando necesitamos pararnos a reflexionar, indagar en nuestra mente y conocernos un poco mejor. Y es que, solo sabe vivir aquel que aprovecha la vida.

Por eso, es importante ser transparentes, ilusionarnos, soltar adrenalina, descubrir la belleza de lo espontáneo, y sobre todo, disfrutar. Es precioso dejarnos llevar por esos impulsos en los que nos mostramos naturales, sin complejos, preocupaciones ni nerviosismo, de hecho, debemos pensar que somos las personas más valientes del mundo, porque sencillamente, aquellas actividades que más retraimiento nos ocasionan, son las que mejor nos caracterizan y las que más vida nos aportan. Así que, ¿no es fantástico darnos a conocer y sentirnos plenamente libres?, ¿no es saludable desahogarnos y evadirnos en ciertas ocasiones? Claro que lo es, y por tanto, no creo que haya nada más auténtico que dejarnos ser de manera íntegra nosotros mismos.

Un comentario

  1. Estoy contigo, querer es poder. Muy bonito

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas