No te pierdas:
Inicio / Miscelánea / Vibraciones

Vibraciones

El viento sopla y roza mi piel, como cuando tú me acariciabas. El sol ilumina mi rostro y me ciega a través de la rejilla. Y así pasan los días, de cuatro en cuatro sin que te des cuenta de que has perdido el tiempo.

Veo el sol salir desde mi ventana, me da tanta paz saber que podré verlo todos los días hasta que me muera. Bajo a la playa todas las tardes para sentir cómo la arena entra en contacto con mis pies… y decido avanzar.

El mar me limpia, siento cómo la sal se adentra en los poros de mi piel con cada vaivén de las olas mientras veo como poco a poco va cayendo el sol. Con él me sumerjo para bucear y ver hasta dónde llega la oscuridad para entender que es de allí de dónde vengo y que en un futuro volveré a ella.

Quedan unos pocos rayos de luz, las nubes empiezan a diluirse y formar parte del cielo, pero empieza a llover y caga gota que cae en mi cuerpo es un recordatorio, una promesa que se esparce y cala en lo más hondo de mi ser.

Por la noche el viento vuelve a soplar. Estoy en el jardín contemplando como las hojas de las higueras bailan con el aire a la par que las estrellas iluminan la bóveda celeste que el sol abandonó hace unas horas para dar toda su luz al mundo.

Y así son los días buenos; días en los que te acuerdas de o bonito del pasado y que te hacen pensar qué es lo que verdaderamente importa en esta vida. Días en los que no hace falta más que tu cuerpo, dejar que la sangre fluya con los elementos de la tierra y fijarse en la belleza de la misma y en sus pequeños detalles. Es el mundo el que nos habla en esos días, transmitiendo energía pura.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas