Home / Opinión / A vosotros

A vosotros

A vosotros, los que, aunque en la sombra, domináis el mundo. A vosotros, los que oprimís a los más débiles con tal de conseguir vuestro objetivo y me temo, por desgracia, que seguiréis haciéndolo. A vosotros, los que lleváis varios siglos imponiendo vuestra ley y nadie, ni siquiera el Estado más fuerte puede haceros frente. A vosotros, que veis como una sociedad puede venirse abajo y no hacéis nada, salvo por puro interés egoísta o porque algo que os hará aún más poderosos os esté esperando al otro lado. A vosotros os imagino como hombres y mujeres sin rostro (y sin escrúpulos), dirigentes de las más grandes organizaciones y empresas internacionales, vestidos en traje, sentados alrededor de una enorme mesa en el piso más alto de un rascacielos.

Ya basta. No soportamos ver  gente inocente y anónima morir de hambre en África, ni a niños explotados en fábricas, ni a sirios que se debaten entre vivir rodeados de explosiones o un exilio sin retorno. El ser humano ha sido capaz de las más grandes hazañas si detrás había un beneficio. Hace un siglo fuimos capaces de construir el canal de Panamá, aquella monumental estructura que logró unir dos océanos, con el propósito que dinamizar el comercio internacional, claro. Y si de paso ayuda a la gente pues mejor, ¿no? Puede que sea por eso por lo que no me creo que no se pueda erradicar el ébola en Guinea, por ejemplo -pero es verdad- que más da si esa gente muere, si no contribuyen a vuestro enriquecimiento.

Cada vez que vemos el telediario y escuchamos una noticia de este tipo, pedimos una cosa con todas nuestras fuerzas: que algún día los monstruos que habéis creado se vuelvan contra vosotros. Seguro que el negocio de las armas no sería tan lucrativo si aquellos a los que se la vendéis os mataran a vuestros hijos, si el miedo que habéis ayudado a crear lo sienten de cerca vuestras personas más queridas. Pero para qué preocuparos, ¿verdad? Nunca ha pasado y no creéis que lo haga jamás…

Un comentario

  1. Estamos contigo, no con ellos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

La falsa moral

Uno debería examinarse a sí mismo un largo tiempo antes de pensar en condenar a otros, decía Molière.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies