No te pierdas:
Inicio / Opinión / Cuando el azul ya no es el color de la tranquilidad
Vehículos estacionados.
Vehículos estacionados.

Cuando el azul ya no es el color de la tranquilidad

Siempre se ha asociado al color azul con la paz y la tranquilidad, pero este pensamiento termina cuando tienes que conducir por la ciudad de Sevilla. El estacionamiento limitado, o la zona azul como se la conoce popularmente, se ha convertido en uno de los grandes problemas de la capital. Los Remedios, Nervión, el Casco Antiguo, Bami y la Macarena son los barrios más castigados por la presencia de parkímetros y vigilantes. Parquímetros que no devuelven cambio, si tienes una moneda de dos euros y vas a estacionar durante una hora, que vale 75 céntimos, “lo sentimos”, más has colaborado con el Ayuntamiento.

La circulación de vehículos por el centro se debe limitar debido al gran número de peatones que se desplaza en la zona, pero ¿en los barrios residenciales y cercanías de las universidades es necesario? Según el delegado del distrito Sur, José Luis García, sí lo es. Tras preguntarle por la implantación de la zona azul en Bami, afirmaba que no eran cuestiones recaudatorias, sino cuestiones de orden y, explicaba que por allí pasaban más de 15.000 personas al día, mientras que solo 4.000 son residentes. ¿Faltan camas en los hospitales como pasa en algunos hospitales de Andalucía? No pasa nada, lo solucionamos cobrando por aparcar a los propios médicos y vecinos del Hospital Virgen del Rocío…

Los que más sufren de todo esto son los comercios

La gente va con prisas porque se les acaba el tiempo por el que han pagado el estacionamiento, lo que provoca que ya no se paren a mirar esa tiendita tan de barrio en la que siempre gustaba entrar cuando la vida iba con más calma.

Por otro lado, están los más listos, los que sacan tajada de este asunto, sí, los que poseen una plaza de garaje y van en coche a trabajar a otras zonas de la ciudad, alquilando su aparcamiento durante el horario laboral.

Después de todo, 2015 es año electoral y la verdadera pregunta es: ¿Sufrirá tanto en las encuestas el Señor Zoido como sufren los comerciantes de Bami?

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Te puede interesar

Legislatura con sabor a democracia

El Partido Popular, tras su victoria en las pasadas elecciones, volvió a consolidarse como el partido más votado del país ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas