Home / Opinión / Cuando lo importante no cobra importancia

Cuando lo importante no cobra importancia

No me importa cómo vestir, ni si ir o no a la moda. No me importa que tendré de comer mañana. No me importa que llueva, haga calor o truene. No me importa sacarme el carnet de conducir. No me importa no salir con mis amigos. No me importa tener suficiente nivel en algún idioma. No me importa sacarme o no la carrera. No me importa no conocer a gente nueva. No me importa quién será el presidente de mi país. No me importa conocer mi cultura ni respetar otras diferentes. No me importa la situación económica de mi familia, de España, del mundo. No me importa lo que pienses de mí, ni siquiera lo que yo piense de ti. No me importa el medio ambiente. No me importan tus valores ni los míos. No me importa lo que ocurra en el mundo. Tampoco me importa lo que le ocurra a mi vecino. No me importa. Todo me da igual porque nada me importa. Nada me importa porque nada tiene la suficiente importancia cuando lo realmente importante no se respeta. ¿Cómo no se va a tambalear el resto de la pirámide si lo más esencial, la base de todo, las personas y su propia vida, no se valora?

Estoy cansada de poner las noticias y ver a personas que pierden su vida intentando salvarla. A historias que se pierden en el mar y a cuerpos sin nombre. Lo peor de todo es que parece que nos hemos acostumbrado a ello, que simplemente lo aceptamos, ponemos cara de angustia o tristeza durante unos minutos y después seguimos de nuevo con nuestras vidas. No me gustaría vivir en un mundo en el que las guerras, la pobreza o la muerte de miles de personas que deberían seguir viviendo, se normalice. Porque no sólo es este conflicto ni este gran desplazamiento de refugiados, si no que han existido, existen y, por desgracia, existirán muchos otros. Y a pesar de todas aquellas grandes personas que dejan sus vidas apartadas para poder volcarse en ayudar a que otros recuperen las suyas, sigue sin haber suficiente ayuda y siguen muriendo personas, niños con una vida llena de posibles oportunidades que jamás llegarán a conocer. Mientras, quienes deberían hacer más ante esta situación son, al fin al cabo, los que menos hacen. Lo más irónico es que son los que están arriba de la pirámide social y ellos nunca llegan a tambalearse.

¿Qué ocurre cuando el que te está «ayudando» a salir del fango puede haber sido el que te haya encasillado en el lugar repleto de él? ¿Estamos seguros de tener las manos limpias o, por el contrario, manchadas de sangre oculta tras el típico «yo no puedo hacer nada» o «si vienen todos aquí quienes tendremos que huir seremos nosotros»? ¿Puede haber más crueldad en unas palabras que chirrían en los oídos de aquellos con un mínimo de empatía o solidaridad? Nadie huye de ningún lado si no se está ahogando en él. Todo el mundo quiere sentirse a salvo «en casa», con la trágica realidad de que para algunas personas eso es más que la salvación en un juego. La seguridad es un derecho universal del ser humano. Ningún niño debería mirar al mundo con los ojos realistas de un adulto. Ningún niño debería saber realmente sobre dolor. Ningún niño debería tener terrores más allá de los nocturnos. Ningún niño debería llorar por tener hambre que no llega nunca a saciar. Ningún niño debería cargar sobre sus hombros con la presión de trabajar. Ningún niño debería saber que es tener un arma en sus manos y la muerte reflejada en sus ojos. Ningún niño debería vivir con la ausencia de la alfabetización. Entonces… ¿Por qué permitimos que los niños sepan sobre todas esas cosas? Cuidado a quién aplaudes, puede que estés aplaudiendo a la injusticia sin saberlo.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

«Verdad o Reto» (Jeff Wadlow, 2019), un nuevo demonio para el cine.

Una entretenida propuesta de terror por parte de la siempre confiable "Blumhouse"

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies