Home / Opinión / Del motociclismo a la falta de respeto
Motociclismo. / Paula Michelle Cabeytú Gómez.

Del motociclismo a la falta de respeto

El 25 de octubre de 2015 fue una fecha importante en el calendario del Mundial de Motociclismo. Una fecha que marcó un antes y un después, pero un día del que nunca se imaginaba que llegaría a lo que pasa hoy en día. Miles de “aficionados” al motor silban y abuchean a algunos pilotos españoles al pasar.

Sucedió en el circuito de Sepang una acción antideportiva de la que es preferible no comentar dado el amplio círculo de opiniones con respecto al tema. De gustos no está nada escrito y qué aburrido sería si a todos nos gustasen de las mismas cosas. Pero en lo que sí hay que estar de acuerdo es que ese día, ese domingo, esas imágenes, cambiaron el deporte del Motociclismo.

La siguiente y última carrera de la temporada anterior, en el Circuito de Cheste, fue una primera prueba de lo que acontecería en la temporada presente: silbidos y abucheos a los pilotos españoles, concretamente a Jorge Lorenzo y Marc Márquez.

En las cinco primeras carreras, los pitidos de los aficionados fueron apenas notorios, pero en la caída del piloto de Cervera en el Gran Premio de Francia sí fueron punto de mira. Un vídeo grabado por un aficionado se hizo viral, mostrando cómo muchos seguidores aplaudieron cuando el piloto se fue de pista.

Celebrar la caída de un piloto, alegrarse de que se pueda hacer daño… Es lamentable. Reírse de alguien que se juega su vida corriendo a trescientos kilómetros por hora es una acción más antideportiva que la sucedió en Sepang. Los pilotos corren para que sus escuderías se beneficien, pero también para dar espectáculo y que los aficionados disfruten. Por ello es irrespetuoso que reciban críticas, abucheos, silbidos e incluso insultos al salir por la pantalla.

Aunque lo que verdaderamente es triste, es ver cómo aficionados queman un muñeco con la camiseta del oponente en pleno Gran Premio. Entristece ver a lo que se ha llegado en la pasión cuyo motivo de unión es el rugir de los motores y no gestos tan feos como los que estamos viendo.

No dejemos que el motociclismo se convierta en un circo ni fuente de polémica. No permitamos que las disputas sean el centro de atención en un deporte en el que lo que prima es la adrenalina y la emoción. Aplaudir por respeto a todos los pilotos, seas del color y número que seas, es lo más justo para todos, para poder seguir disfrutando de la pasión que une a gente de todo el mundo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Una traquetitis deja fuera del mundial de piscina corta a Mireia Belmonte

La nadadora olímpica española Mireia Belmonte, tras luchar por estar en plena forma competitiva, causa baja definitiva en el Mundial ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies