No te pierdas:
Inicio / Opinión / Del pesimismo a la esperanza

Del pesimismo a la esperanza

Desde siempre ha existido la discriminación, parece como si el ser humano tuviese una tendencia innata para sentirse superior a lo que le rodea, creyendo poder mostrar así su valía. Hacer que el otro se encuentre abajo para yo encontrarme arriba. ¿Nos suena no? Supongo que forma parte de nuestras imperfecciones. Grandes imperfecciones. Acabamos con lo más importante que poseemos. Desde los manjares naturales que el mundo nos ha regalado: destruyendo la naturaleza, extinguiendo especies, haciendo sufrir a ciertos animales, contaminando el medio ambiente… hasta las emociones y los sentimientos, haciendo una gran empresa y farsa de ellos, poniendo precio a cosas que tienen un valor incalculable….y todo ¿por qué? Por no saber darle importancia a lo importante, por otorgarle al dinero un papel superlativo y concederle el poder de manejarnos tanto a nosotros como a nuestras acciones, así como por dejar invadir nuestra capacidad crítica por sistemas culturales prefabricados sobre los que construimos prejuicios que pervierte todo aquello que por naturaleza es transparente, poniéndole filtro al puro fluir de nuestras emociones.

Al retomar lo anteriormente dicho, podemos ver como se repite, a lo largo de la historia vivida por el hombre, diferentes vertientes y rasgos de afán por la superioridad, adjudicándole a ciertos rasgos tanto físicos como psíquicos la posición de supremos respecto a otros distintos, basándose en argumentos meramente sociales o culturales y no biológicos y, por lo tanto, verdaderamente reales. Así, la discriminación hacia ciertos grupos siempre ha existido, teniendo como ejemplos extremos el racismo, el machismo, el sexismo, la xenofobia, la homofobia u otros tipos de manifestaciones de una peligrosa mezcla de ignorancia y miedo a lo diferente o desconocido.

Por consiguiente, en la actualidad dramas humanitarios sumamente complicados como el rechazo a los refugiados sirios tienen su base en unas ideologías y pensamientos tan consolidados y arraigados en nuestra forma de vida que, sumados a cuestiones económicas, políticas y geográficas, forman una gran espiral de causa-consecuencia de la que es muy difícil salir. Asimismo, la prohibición del matrimonio homosexual en muchos países del mundo a día de hoy o la legalización de ello no hace tanto tiempo en países considerados desarrollados es otro reflejo vergonzoso de todo lo anterior. Así como las desventajas laborales, sociales o económicas y las diferencias de oportunidades que tiene la mujer respecto al hombre de manera exagerada en algunos países y de manera más leve o encubierta, según se mire, en otros. Todo esto es respaldado y propagado por la educación, los medios de comunicación, el humor y los soportes culturares como el cine o algunos tipos de música, lo que le da el poder a su vez de acabar con ello.

En otrasmafalda cambiar el mundo palabras, la manera en la que unos padres educan a sus hijos, la manera en la que un periodista manifiesta en palabras la realidad, la manera en la que un chiste nos hace reír o la manera en la que la letra de una canción expresa un suceso puede significar mucho más de lo podemos llegar a imaginar, porque todo ello refleja nuestros valores, nuestras costumbres y, sobre todo, nuestros prejuicios más escondidos que, a su vez, son los más peligrosos. Pero aún así, no debemos olvidar que, por otro lado, posee el valioso poder de la transformación y el progreso. Porque cambiar el mundo no es algo imposible ni lejano si no una meta que podemos alcanzar llevando a cabo pequeñas acciones con una repercusión enorme. Y el cambio está en ti, comienza en ti.

 

 

 

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Te puede interesar

Reseña: La Exclusiva

La Exclusiva es una obra escrita por Annalena McAfee, perteneciente a la editorial Anagrama publicada en 2012 que hace reflexionar ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas