Home / Opinión / Donaciones con condiciones
Libertad con las alas cortadas
Libertad con las alas cortadas

Donaciones con condiciones

No hace falta decir la situación en la que se encuentra nuestro país y la gran importancia que pueden suponer pequeños actos caritativos que ayuden a los más necesitados. En cambio, parece ser que incluso las donaciones vienen con un “manual de instrucciones” y requisitos para llevarlas a cabo. El grupo “EnCorto” consiste en una organización formada por alumnos de Periodismo de la Facultad de Comunicación de Sevilla, la cual posee una página web y un programa radiofónico emitido en ésta, entre otras actividades. Esta organización se centra en ofrecer información sobre el ámbito deportivo andaluz.

El pasado 21 de Diciembre, se celebró una reunión en el Ayuntamiento de Sanlúcar la Mayor por parte de los Representantes de «EnCorto» y la ONG Hamar para cerrar un proyecto, el cual consistía en realizar un Torneo de fútbol sala, cuya recaudación iba a ser destinada íntegra a Cáritas y así ayudar al comedor social de dicho municipio. Para sorpresa de la organización, se les comunicó que la propuesta había sido denegada, imposibilitando la recaudación y donación de alimentos a la sede Cáritas de Sanlúcar la Mayor por la simple razón de no ser una Hermandad Cristiana.

Esto nos hace plantearnos preguntas como: ¿Hay que pertenecer a la Iglesia para poder hacer un acto de caridad? ¿La Iglesia pretende limitar las acciones solidarias sólo a aquellos que estén bajo sus ideales? Es más que obvio que con la presente crisis que ahoga a España, no nos podemos permitir el lujo de imponer criterios tan absurdos como este y hacer que hasta 200 familias no reciban la ayuda que ya casi se les tenía prometida.

La organización en ningún momento puso impedimento a que la recaudación fuera íntegra para la ONG, e incluso puso los medios necesarios para poder llevar a cabo el torneo buscando voluntarios que se unieran a la causa: estudiantes, patrocinadores, árbitros… Pero eso parece no ser relevante si se compara con ser una Hermandad.

El co-director de EnCorto, José Javier Jiménez Silva, publicó un comunicado desde la web de la organización, encorto.org, en el que expresaba su descontento ante dicha prohibición: “Desde EnCorto y la ONG Hamar, nos sentimos totalmente decepcionados. Entendemos que el momento en el que nos encontramos es uno de los momentos más delicados en la última década de nuestro país, y que cualquier ayuda, mayor o menor, es válida para todas esas familias que a día de hoy no cuentan con los medios suficientes para subsistir. Así, y aun entendiendo que la organización ha podido sufrir fraudes y engaños, algo de lo que nosotros no somos responsables, creemos que es una muestra de rechazo y desconfianza hacia nuestra marca y no estamos dispuestos a tolerar el menosprecio de nuestro trabajo, esfuerzo y la duda que puedan tener de nuestra honradez.”

Con lo cual, parece ser que hoy en día quien quiera ayudar a otro, en vez de contar con el apoyo de aquellos que presumen de ayudar a los más necesitados, tendrá que pedir permiso primero o ser miembro de la propia comunidad que forma la Iglesia.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

¿Quién es Axel Torres?

 Axel Torres Xirau es un periodista deportivo español, nacido en Barcelona un 13 de marzo de 1983, lo que nos ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies