Home / Opinión / Indignación y polémica en el motociclismo

Indignación y polémica en el motociclismo

Si hay algo que ha resaltado este año en el mundo del deporte a nivel internacional ha sido el mundial de motociclismo. Esa temporada trabajada por algunos y regalada por otros. El mundial comenzó en Qatar con victoria de Valentino Rossi seguido de sus dos compatriotas de Ducati. A partir de ahí Il dottore no se bajó de la primera posición en el mundial hasta la última carrera exceptuando una en el ecuador de la competición.

Pero antes hablemos de las categorías inferiores. Moto3 continuó como cada año, regalándonos carreras impresionantes, sobresaltos del sofá, adelantamientos casi imposibles y la batalla final por el mundial entre el piloto inglés Danny Kent y el portugués Miguel Oliveira, saliendo vencedor el británico, sin olvidarnos del italiano Enea Bastianini que esta temporada nos ha regalado carreras para recordar con tan solo 17 años.

En Moto2, lejos de las acusaciones de la categoría más aburrida de la competición, salió claro y justo vencedor el francés Johann Zarco proclamándose campeón de la categoría a tres carreras del final.

Volviendo a la categoría reina no podemos comenzar de otra forma que no sea con el protagonista de la temporada, el italiano Valentino Rossi que a sus 36 años, ha realizado una gran y emotiva temporada, caracterizada de trabajo, tanto individual como colectivo con su equipo, esfuerzo y pasión, devolviendo la ilusión que nunca se fue a todos sus fans alrededor del mundo. Después de cinco años de escasez de un título mundial, el nueve veces campeón del mundo volvía a pelear por ese ansiado décimo campeonato.
Todo iba sobre rueda hasta que, faltando dos carreras, Rossi habló en rueda de prensa previa al GP de Malasia sobre la sospechosa actuación de Márquez en la pasada carrera en Phillip Island. El italiano acusaba a Marc de “jugar con todos” y de su intención de hacer a Jorge Lorenzo campeón en 2015. Después de esta polémica, al principio difícil de entender para muchos, llegó la confirmación en Malasia.
Márquez, situado en segunda posición seguido del mallorquín, fue adelantado de una forma sospechosa por este, situándose por delante de Valentino e iniciando una serie de adelantamientos al límite sin ninguna necesidad, puesto que el español tenía más ritmo que los dos pilotos de Yamaha. Estos adelantamientos solo tenía un fin, ralentizar al piloto italiano y dejar vía libre a Jorge para que se despegara de Rossi y así poder recortarle más puntos en la clasificación. Al cabo de unas vueltas y de los continuos ataques hacia Vale, este hizo una maniobra extraña, alargando la trazada para buscar alguna respuesta de lo que estaba haciendo el de Cervera, sin jugarse el mundial e intentando arrebatárselo, el español al coger la curva de derecha, tocó al italiano en la pierna, y este, lejos de querer tirarlo de la moto hizo un movimiento con la pierna casi instintivo para quitarlo del contacto con él y el de Honda cayó al suelo.

Después de esta gran polémica y de la sanción que le impusieron a Rossi, injusta para mí, de colocarle tres puntos en el carnet, que sumados con uno de antes, el piloto tendría que salir al final de la parrilla en la última carrera del año disputada en Valencia y jugándose el mundial con Jorge Lorenzo, situado este a siete puntos detrás de Rossi en la clasificación. En el GP de Valencia ocurrió lo que todos esperábamos, que Rossi saliendo el último, haría una increíble remontada adelantado a 21 pilotos y entrando en cuarta posición, y por desgracia también ocurrió lo que todos temíamos, que Lorenzo ganase la carrera sin ninguna oposición de los dos españoles de Honda, que sin ninguna opción a ganar el mundial, los dos se dedicaron a hacer campeón a su compatriota.

Como aficionado a las motos me da pena que esta temporada haya acabado así, con este robo hacia la figura de Valentino, perdiendo su ansiado décimo título mundial y esta alianza descarada de los españoles. Me gustaría darle todo mi apoyo a Rossi y decirle que pronto llegará su décima corona más que merecida. Ahora lo único que podemos hacer es esperar impacientes a la temporada que viene y que transcurra el mundial con total normalidad y sin disputas y que gane el mundial el que más se lo merezca ya que el motociclismo es esto, espectáculo y diversión.
Rossi-Iannone

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

«¿Cine de autor o comercial?» Reflexión a partir de la novena sinfonía de Tarantino

¿Se está perdiendo el cine de autor? Podríamos pensar eso viendo el panorama actual: las salas abarrotadas de un cine ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies