Home / Opinión / “Iva” yo, y me lo creo

“Iva” yo, y me lo creo

Ciudadanos, una de las principales potencias con vistas a las próximas elecciones según varias encuentras, propone bajar el IVA cultural al 18%. Por otro lado, el líder socialista, Pedro Sánchez, afirma dejarlo en un 10%. Si alguien piensa llevar a su chica al cine para celebrar su noviazgo, debe de saber que esa celebración cuesta un ojo de la cara. Si vas a regalar en Navidades un disco, un riñón. Y para acabar con esta muerte, regalas un libro por San Valentín, y así te quedarás sin hígado.

La muerte del arte, por lo tanto, de los artistas se aproxima si no consumimos su arte, si no compramos sus libros, sus discos o vamos al cine a ver una buena película. ¿Cómo voy a ir al cine si me vale siete euros ver una película en tres dimensiones?, ¿cómo voy a comprar un libro si con ese precio mantengo varios días a la familia? Muchos se preguntas mientras otros afirman “la culpa es de los artistas que quieren ganar mucho dinero” A esto, yo digo: LA CULPA DE LA POLÍTICA buscadora de analfabetismo e incultura en la sociedad, donde solo prima el consumismo y la productividad. Por desgracia, ese consumismo es tecnológico y no cultural.

La cultura con aquellos poetas del Siglo de Oro o de la Generación del 27; con esos pintores como Velázquez o Murillo. Aquellos músicos y compositores de música clásica o de música rock. Artistas en general, que sin su existencia, nada de nuestra vida, nada de nuestro legado histórico hubiera sido lo mismo. Ya lo afirmaba la escuela filosófica del Historicismo, el ser humano es historia y sin nuestra historia no seríamos nada. Nuestra historia depende de estos genios inmortales, nunca muertos, ya que su arte, su música y su pintura siguen hoy vivas, porque ellos dieron su ser por él.

Todavía siguen en vigencia muchos tópicos sobre el artista y el mundo que le rodea, a lo que me atrevo a responder que el arte no es un hobby ni el artista es necesariamente un bohemio. Ser artista es dejarse la piel y trabajar muy duro con horas y horas trabajando en el mismo poema, cuadro o canción. Luego, nos parece doce euros un precio desorbitado para un libro, ¿pero acaso sabéis cuantas horas tiene que llevar ese escritor sentado en una mesa para escribir tal libro? o ¿sabéis cuantas horas de estudio tiene grabar un disco? Solo se sabe hablar, hablar y hablar.

Y así va todo señores. Un país sin arte, sin el fomento de este, sin asistentes a los teatros ni al cine. Donde se consume más una revista del corazón que un buen poemario o novela. Donde el poeta tiene mucho que decir y pocos que lo escuchen. ¡Qué pena me da ver al país de Valle-Inclán, Machado, Lorca, Alberti, Lope de Vega, Garcilaso, Dalí, Picasso, Gaudí, Raphael o Sabina morir poco a poco en término culturales! ¡Qué triste hacer política con la cultura!

En fin, en este país solo prima el intelecto, los modales, la fama y el dinero, esos papeles de colores por doquier y mientras, mi alma triste y asqueada de ver como esta humanidad y lo puramente humano poco a poco va desapareciendo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Virtualización de prototipos escultóricos e incorporación en ambientes seleccionados adaptados a la materia de Arte Público

El proyecto de “Virtualización de prototipos escultóricos” fue escogido por su efecto pedagógico en la Convocatoria de Producción de Recursos ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies