No te pierdas:
Inicio / Opinión / Juegos peligrosos
Protestas en Ucrania - foto: tandalov.com

Juegos peligrosos

Ya el presidente Yanukovich le dijo a la Unión Europea, que Ucrania necesitaría unos ciento sesenta mil millones de euros hasta dos mil diecisiete para adaptar su economía y hacer frente al periodo transitorio, según el cual, Bruselas se ha limitado a ofrecer 610 millones de euros en ayuda técnica condicionada además de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, mientras que Rusia, le ofrece un préstamo de once mil millones y abaratar los precios del gas.

Protestas en Ucrania. Enero de 2014 | foto: Tandalov.com

Sergio Portillo | Para los ucranianos, donde más del 25 por ciento de los habitantes es indigente y un 3 por ciento de ellos vive con menos de 5 dólares al día, donde básicamente, casi uno de cada ocho ciudadanos pertenece a la categoría de extrema pobreza, esta decisión es muy importante. Y aquí la pobreza incide en la población, que desciende en unas cuatrocientas mil personas por éste índice. Y donde el precio de la electricidad ha subido un 139 por ciento desde 2011-, mientras el FMI presiona para que se eleve el precio del gas y realiza además grandes presiones sobre el gobierno para seguir privatizando servicios de importancia estratégica. Para los ucranianos, pertenecer a Europa, que te ofrece ajustes y medidas neoliberales, o Rusia, que te ofrece préstamos, facilidades de pago, y energía a bajo coste, para un ucraniano, para un país, independientemente de las ideologías, es cuestión de vida o muerte o puede serlo, el pertenecer a Europa o no pertenecer a Europa.

Y aquí entramos en la fase del conflicto donde los seres humanos son los que menos importan, y se juega con ellos, y se vuelven a despertar ideologías que nos llevaron a genocidios y holocaustos, tal como nos relata el periodista francés Thierry Meissan, “el uno de enero de 2014, el control de la revuelta cambia de manos. El partido nazi Svoboda [Libertad] organiza una marcha con antorchas que reúne quince mil personas, en memoria de Stepan Bandera, el líder nacionalista que luchó contra los soviéticos aliándose con los nazis. A partir de ese momento, las paredes de la capital ucraniana se cubren de consignas antisemitas y se registran ataques callejeros contra personas de origen judío”. Para éste periodista francés “En Europa Occidental, la opinión pública observa erróneamente la crisis ucraniana como una simple rivalidad entre occidentales y rusos. Pero lo que le interesa a Washington no es que Ucrania se incorpore a la Unión Europea, sino privar a Rusia de uno de sus socios históricos. Y para lograr su objetivo, Estados Unidos está dispuesto a provocar una nueva guerra civil en Europa.” Y es que, el juego de las potencias mundiales nunca acaba, y Ucrania vive en medio de otra Guerra Fría.

Cuidado con las ideas que se puedan despertar en estos juegos.

 

 

 

[Las opiniones reflejadas en los artículos de opinión no representan necesariamente la opinión del medio]

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Te puede interesar

Varoufakis tiene un ‘Plan B’

El exministro de Finanzas griego presenta en Madrid el movimiento Plan B junto con dirigentes de la izquierda española y ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas