No te pierdas:
Inicio / Opinión / La corrupción

La corrupción

España, el país en el que vivimos, ese país que muchos catalogan de corrupto, y en cierta medida no falta razón en dicha afirmación. Es cierto que caemos en la equivocación de generalizar siempre, y cada uno es responsable de sus actos, no del de los demás.

Sin embargo parece que no nos afecta el hecho de que alguien “meta la mano en la caja”, el hecho de que por ejemplo un político se apropie de dinero público es un delito muy grave por el cual muchas personas dejarán de percibir ayudas, ya sea en forma de beca, de pensión… cambiando en cierta medida la vida de muchas personas. El dinero que roba un político es dinero público, que cada ciudadano paga mediante los impuestos, por lo tanto, si un político roba dicho dinero, nos está robando a todos los ciudadanos. Sin embargo, parece que es algo sin importancia, y muchos se dedican a hacer bromas y chistes sobre estos casos.

Si nos preguntan sobre que nos parece la corrupción muchos responderán poniendo el grito en el cielo, y afirmando que los dirigentes deberían de ser más transparentes, honestos y profesionales, ya que su sueldo no es que sea bajo y no les llegara para vivir, de hecho el sueldo de estos dirigentes no solo les sirve para vivir sino además para hacerlo de manera cómoda.

De todos modos la corrupción puede darse en muchos ámbitos y no solo en el político (aunque es sobre el que más informaciones aparecen en los medios y por lo tanto conocemos): social, laboral, deportiva…

Tenemos lo que merecemos, ¿cuántas veces hemos escuchado esta afirmación? ¿Pero es realmente cierta? Nosotros somos responsables en muchos aspectos, como por ejemplo, tener un sistema político bipartidista, que lo que hace es fomentar esa corrupción. En algún que otro caso en concreto, a algunos parece que no les importa que les roben dinero a los ciudadanos, hemos llegado a ver situaciones en el que muchos ciudadanos llegaron a pedir el indulto para algunas de estas personas que robaron dinero de las arcas públicas, con hasta más de 15.000 firmas (que se dice pronto). Lo más “gracioso” del asunto es que muchas de esas firmas son de personas de su misma condición, de dirigentes corruptos. En mi opinión, firmar el indulto de una persona que se ha demostrado que ha robado dinero público es igual de grave o peor que robarlo, ya que con esa firma se puede interpretar que autorizas a que se robe dinero de los ciudadanos.

En conclusión, la corrupción es un mal que debería de desaparecer, en el que poco podemos hacer sino más bien depositar nuestra confianza en dirigentes de buena fe y no apoyar a los corruptos que se aprovechan de unos “indefensos” ciudadanos.

Foto: Enrique Serrano (Flickr)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Te puede interesar

Vidas y muertes

Nuestras vidas son los ríos que van a dar en la mar, que es el morir: allí van los señoríos, ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas