Home / Opinión / La sociedad cae a los pies de un Príncipe

La sociedad cae a los pies de un Príncipe

Jueves por la mañana. Inicio sesión en Facebook y veo a todos mis contactos quejosos. Sí, llenos de ira. Iluso de mí al pensar que su enfado era movido por la incertidumbre política de nuestro país. A veces me asombro de ese pensamiento infantil, inmaduro de aquellas personas las cuales muestran su inconformidad con una maldita serie, porque eso es lo que es, una serie, para disfrutar de las noches de aburrimiento o para descansar de un agotador día de trabajo -el que tenga la suerte de tener un puesto de trabajo-. Y he aquí donde quería llegar, a la queja inútil de los ciudadanos por una serie “estúpida”, que piden explicaciones a Mediaset “¿por qué acaba así mi serie favorita?”, “¡vaya mierda de serie!” o “como siempre, Telecinco cargándose las series”.

Os recuerdo que hace una semana aconteció en nuestro país una huelga de dos días por la educación, aunque tuvo por desgracia otro trasfondo, como la vuelta de una nefasta Segunda República -no lo digo yo, lo dicen los libros- o la negativa a un pacto entre los partidos tradicionales. Así, con huelgas de este tipo, con un trasfondo de tal corte, es normal que pocas personas asistan a las manifestaciones, como la que tuve el lujo de ver en mi ciudad natal, 40 a lo sumo (los que forman el sindicato). Dejando estos aspectos en un lado, cantos de odio hacia el sistema educativo actual no vi en Facebook, pero sí del final de una serie, ¿qué está pasando en mi país, dios mío? Nadie tira del carro, todos nos roban, nadie se queja y las injusticias nos conquistan. No pido una revolución, ni la quema de conventos ni quemas en hogueras de herejes políticos. Solo busco una respuesta, una solución, borrar la corrupción, dejar de soñar y VIVIR. ¿Algo raro o irreal?

La llave de lo que busco está en ti, querido lector, está en tu familia, amigos y compañeros de trabajo. La llave está en nosotros. Pero hasta que no vaciemos nuestras manos ociosas y la liberemos de esas vanidades que nos ocupan y entretienen o tiremos ese llavero que nos ancla a un presente lleno de bazofia, no encontraremos la llave del progreso y la felicidad.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

España se rinde ante Amaia en la final de OT

 La artista navarra se proclamó vencedora del famoso concurso musical de La 1 el pasado lunes tras conquistar a la ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies