No te pierdas:
Inicio / Opinión / La televisión pública es de todos

La televisión pública es de todos

El pasado sábado se celebró en Albacete la corrida de toros a beneficio de Asprona como cada año desde 1.969. Este año, como ha ocurrido en más de una ocasión, fue retransmitida por TVE, que como bien sabe todo el mundo, es la televisión pública que pagamos todos los ciudadanos españoles, independientemente de nuestros gustos, aficiones, creencias o ideología.

Plaza de Toros de Albacete donde se realizó el festejo

Plaza de Toros de Albacete donde se realizó el festejo

Pues como era de prever, el frente antitaurino denominado recientemente como Reich Animalista, orquestó desde comienzos de la semana todo tipo de comentarios por las redes sociales en contra de este evento cultural. Sí, cultural, porque la tauromaquia es cultura, le pese a quien le pese, y le remito a la definición de cultura que puede encontrarse en cualquier diccionario: “Conjunto de conocimientos, ideas, tradiciones y costumbres que caracterizan a un pueblo, a una clase social, a una época, etc.”.
Pues bien, si uno entraba en la red social Twitter durante los momentos previos al comienzo del festejo podía quedarse asombrado de la cantidad de demagogia por minuto e incluso por segundo que escribía la gente. Por un lado aparecían los que se preocupaban por los niños que van a ver esa “cruel y sangrienta matanza”, esas mismas personas que les permiten a sus hijos jugar a videojuegos de guerra y disparos o que observan diariamente en los telediarios personas bombardeadas y muertas por los suelos. Sin decir, porque es una obviedad, que los niños son el futuro de la Fiesta, ya sea como toreros o como aficionados. Y por otro lado estaban los que exclamaban que ellos no pagan impuestos para emitir “tortura” en la televisión. Nadie les quita la razón, pero, ¿acaso los taurinos no pagan los mismos impuestos?, ¿acaso la televisión pública de todos los españoles (taurinos o no) solo debe emitir para la mitad de la población? Por cierto, recordemos que la tauromaquia, guste o no, está declarada como Bien de Interés Cultural por lo que no sólo se debe proteger, sino que incluso se debe promover, al igual que cualquier otro campo perteneciente a la cultura como el cine o el teatro.

Los taurinos ya están vacunados contra todo este tipo de comentarios e, incluso, insultos; sin embargo, falta más apoyo por parte de las instituciones para que se sientan más seguros ante tantos ataques sin fundamento. En cuanto a los medios de comunicación y, en este caso, TVE deben fomentar más si cabe el mundo del toro, porque muchos ciudadanos también cumplen con sus deberes para tener unos ciertos derechos, como el derecho a la libertad de opinión y de expresión, y decir libremente y con orgullo: “soy taurino”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Te puede interesar

La poesía al orden del día

Actualmente las redes sociales no sólo han modificado la forma de vida de toda la población sino que han conseguido ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas