No te pierdas:
Inicio / Opinión / Sexo e ideología
http://ceslava.com/blog/sex-life-of-robots-michael-sullivan-nsfw/

Sexo e ideología

Entre los vaivenes ideológicos que suponen que cada varios años se cambie el sistema educativo, encontramos un náufrago a la deriva llamado educación sexual. Todos escuchan su llamada de auxilio pero casi todos hacen como que no lo ven. Con la entrada en vigor de la LOMCE, la nueva reforma del sistema educativo del Gobierno de Mariano Rajoy, la casi ya inexistente educación sexual desaparece completamente entre gloriosas promesas de un sistema educativo más eficiente, menos costoso y llamado a rescatar a nuestros niños del lobo llamado fracaso escolar.

En España tenemos un problema: nos encanta tapar nuestros problemas tirando encima otros más sonados. Sin entrar a valorar demasiado la dudosa propuesta de mejora de la Educación, es inaceptable que se vuelva a cambiar el sistema y se quede fuera el tema de la educación sexual. Vivimos en una sociedad donde un niño de seis, siete o doce años puede acceder a cualquier tipo de contenido sexual desde su teléfono móvil o el ordenador de sus padres, si es que no tiene uno propio. Incluso la televisión hace continua referencia al sexo. Teniendo en cuenta estos aspectos, lo lógico sería que se enseñase a los niños desde pequeños cuestiones básicas que vayan un poco más allá de los típicos qué es la menstruación y qué es un preservativo. Cuestiones tan importantes como el respeto a la orientación sexual se quedan fuera, en una sociedad en la que la homofobia sigue latente entre muchísimos jóvenes, que si hubiesen recibido una educación en la que se fomentase abiertamente el respeto hacia todas las personas seguiría existiendo, pero en mucha menor medida. El problema es que si profundizamos un poco, las razones para la no implantación de estas cuestiones básicas tiene un fondo ideológico. El Partido Popular es un partido conservador, donde muchos de sus miembros, incluso del Gobierno, siguen la doctrina que marca la Iglesia Católica o, más cerca, las directrices que suelen proponer la Conferencia Episcopal, el Foro de la Familia e incluso el Opus Dei. Estas organizaciones, de corte extremadamente conservador, están en contra del uso del preservativo, en contra del coito fuera del matrimonio, en contra de los matrimonios homosexuales y lógicamente, en contra de que en los centros se enseñe a los niños que un gay o una lesbiana merece el mismo respeto que tú, y que si practicas sexo con otra persona tienes que ponerte un preservativo para evitar un embarazo no deseado o contraer ETS.

En este país, casi todas las opiniones son respetables, pero que un Gobierno anteponga su ideología religiosa a la salud y la educación de sus menores sólo es propio de países gobernados por regímenes islamistas, por poner un ejemplo. Por cierto, países muy criticados desde nuestras cómodas sillas con vistas hacia fuera, a las que habría que dar la vuelta.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Te puede interesar

Legislatura con sabor a democracia

El Partido Popular, tras su victoria en las pasadas elecciones, volvió a consolidarse como el partido más votado del país ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas