Home / Política y Economía / ¿Dimisión o recompensa?
Ana Mato, exministra de Sanidad.
Ana Mato, exministra de Sanidad.

¿Dimisión o recompensa?

Por primera vez  en casi treinta años,  Ana Mato, la «protegida» del PP, se encuentra fuera de su partido.

El miércoles, 26 de noviembre, la ministra de Sanidad, Ana Mato, presentaba su dimisión ante los medios de comunicación. Una decisión muy   aclamada desde diversos sectores políticos y sociales. Aún así, reafirmaba su intención de mantenerse como diputada.

Tras intensos meses de investigación judicial, Pablo Ruz, juez del caso Gürtel, declararía a Mato partícipe a título lucrativo por las actividades de su exmarido, Jesús Sepúlveda. Según las conclusiones judiciales la ministra no sería acusada de autoría de la trama pero sí de beneficiarse de los supuestos negocios entre los imputados en el caso. La posible implicación de la ya exministra en el conocido caso Gurtel situaba al Partido Popular en una posición excesivamente incómoda, máxime en un tiempo político donde las exigencias ciudadanas respecto a sus gobernantes son cada vez mas estrictas y  rígidas.  A pesar de que Mariano Rajoy intentó mantener, durante todo este último periodo, su protección sobre Ana Mato, el devenir de los hechos judiciales que se conocieron un día antes de que se debatiera en el pleno del congreso sobre la corrupción propició la ruptura definitiva de los lazos políticos que, hasta la fecha, fundían al presidente con su ministra.

 

 Maniano Rajoy, José María Aznar y Ana Mato.

Maniano Rajoy, José María Aznar y Ana Mato.

Ese mismo jueves, 27 de noviembre, Rajoy  presentó el plan de regeneración democrática, que anunció en febrero de 2013, para mejorar la lucha contra la corrupción. Una «receta» anticorrupción difícil de llevar a cabo con una implicada en uno de los casos de corrupción más importantes de nuestro país y que más ferozmente ha azotado al PP.

La dimisión de la ministra que, presuntamente, ha viajado y celebrado fiestas familiares con dinero público era un episodio más que previsible ante el clima de desasosiego y desconfianza que proyecta la ciudadanía sobre la clase política española.

Como  dice el refranero popular «el que siembra vientos recoge tempestades». ¿Se verá esto reflejado en las próximas elecciones nacionales o, por el contrario la soberanía popular apostará por matener una actitud conservadora frente al temor y la inseguridad que pueden generar en la percepción ciudadana opciones políticas de línea rupturista con el sistema?, ¿Después de la dimisión,optarán los tribunales por la imputación y posterior procesamiento de Ana Mato? ¿o será al contrario? . Todos estos suponen interrogantes que en las aguas turbulentas que golpean  el estado político de nuestro país  son prácticamente imposibles de contestar con absoluta precisión y exactitud.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

La corrupción es tendencia

Nóos, Taula, Púnica, ERES, Gürtel, Bárcenas, Bankia, Pujol o, lo que es lo mismo, malversación de caudales públicos, cohecho, tráfico ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies