Home / Política y Economía / El ejemplo de la Argentina kirchnerista

El ejemplo de la Argentina kirchnerista

bandera argentinaFue allá  por el año 2003 cuando Argentina se hallaba envuelta en una preocupante crisis económica, política y social. Cada presidente era peor que el anterior y la pobreza aumentaba debido a la implantación de recetas económicas de carácter neoliberal. Términos a los que los españoles estamos hoy tan familiarizados como recortes presupuestarios o tener que pagar la deuda obligatoriamente se pusieron de moda en el país sudamericano mucho antes que aquí, ya desde finales de los noventa.

En medio de todo ello, había un fuerte clima de inestabilidad social. Las protestas asolaban el país y el presidente tuvo que huir en helicóptero del mismo mientras los argentinos pedían poder sacar su dinero de los bancos. Como freno, pero a la vez como consecuencia, de estas revueltas sociales llegará al poder Néstor Kirchner, un político peronista por cuyas recetas económicas no apostaba el FMI ni ninguna otra organización económica internacional. Nacionalizaciones, desvincular el peso argentino del dólar y, sobre todo, dejar de pagar la deuda que tenía al país en la ruina desde hacía varios años. Antes toda política económica se supeditaba al pago de la deuda contraída, en su gran mayoría, con bancos norteamericanos, lo cual impedía al país crecer. Daba igual que se suprimieran programas de ayuda social o que la pobreza aumentara. Había que cumplir con los prestamistas a toda costa.

Ante esto, los grandes medios de comunicación españoles tachaban a los gobiernos de Néstor Kirchner y su esposa, Cristina Fernández, de populistas e improvisados, sin entrar de lleno en las medidas que estos tomaron.

Nos invadían con propaganda al contarnos que nacionalizar Repsol fue una medida contra todo el pueblo español (incluidos aquellos pobres en los que los beneficios de Repsol repercutían de una manera enorme y a los que tanto ayudaban otorgándoles puestos de trabajos), y no en favor del pueblo argentino; diciéndonos también que los Kirchner querían controlar los medios de comunicación e incluso, ya más recientemente, que han perdido las elecciones primarias, cuando solo redujeron su porcentaje de votos, o que son los culpables de la caída de la bolsa española debido a su nefasta política económica.

No quieren mostrarnos que la solución argentina a la crisis puede constituir, con las particularidades que cada país tiene, un buen paradigma para España y para  el sur de Europa asediado por la deuda.

Bien es cierto que tampoco se puede tildar a esta década kirchnerist1545111_657285044327582_976017336_na como década ganada, pero tampoco como década perdida. La tasa de pobreza en Argentina está hoy en torno al 20%, cuando antes del corralito más que duplicaba esta cifra, mientras que la española está ahora en torno al 28%.

Este último dato no es más que una clara muestra de una política económica errónea por parte de España, la cual debe ser modificada urgentemente. Los españoles hemos de darnos cuenta que el no pagar la deuda no supone una hecatombe y que, gracias a ello, no solo Argentina sino también Ecuador y otros países de Iberoamérica están logrando un enorme desarrollo que nunca se vio en años anteriores debido a que, tal y como nos ocurre a nosotros hoy día, siguieron las recetas económicas neoliberales del FMI durante la práctica totalidad del siglo XX.

Quizá esta solución también sea difícil, pero a la larga los datos acaban corroborando que, sin duda alguna, las medidas económicas de la Argentina kirchnerista constituyen un buen referente para la endeudada Europa del Sur.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

PINK TAX: ¿otra forma de discriminación contra la mujer?

No solo cobramos menos o nos cuesta más llegar a altos cargos,  también nos hacen pagar más por los mismos ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies