No te pierdas:
Inicio / Política y Economía / La corrupción es tendencia

La corrupción es tendencia

Nóos, Taula, Púnica, ERES, Gürtel, Bárcenas, Bankia, Pujol o, lo que es lo mismo, malversación de caudales públicos, cohecho, tráfico de influencias, financiación ilegal, blanqueo de capitales y estafa

En estos últimos años, los casos de corrupción han adquirido un fuerte protagonismo en los medios de comunicación, convirtiéndose en el tema estrella de numerosos debates sociales en los que se disputa si estos delitos se tratan de una cuestión ideológica o, tan solo, se trata de que, como muchos dicen, “ladrones hay en todos los lados”.corrupcion 2

 

Dejando a un lado opiniones personales y persuasiones varias, es ya verídico que estos casos han salpicado a casi todos los partidos políticos de nuestro país, entre los que podemos destacar a Luis Bárcenas, ex tesorero del Partido Popular; Manuel Chaves y Jose Antonio Griñán, ex presidentes de la Junta de Andalucía (PSOE) o Jordi Pujol Soley, ex presidente de la Generalitat (CIU), es decir, nos consta que estas presuntas fechorías no se tratan de cuestión de colores, ser un ladrón es incumbencia de otros aspectos en los que, al menos hoy, prefiero no sumergirme.

Otro de los aspectos ligados a la corrupción y que suscita un amplio malestar por parte de los ciudadanos, radica en los privilegios que determinados políticos implicados en estos casos disfrutan a la hora de ser investigados, lo que conocemos como el aforamiento, estatus especial que protege a muchos diputados y senadores. Esta es una cuestión que actualmente está en el centro de debate sobre la corrupción ya que algunos partidos a través de este privilegio blindan a sus propios políticos y, en consecuencia, obstruyen una rápida investigación judicial, véase en estos días el caso de Rita Barberá, a la que, a pesar de rodearle múltiples sospechas, el PP la ha nombrado miembro de la diputación permanente del Senado.

Lo más trágico de todo lo comentado es que esta broma de mal gusto se ha convertido en una moda. Cada semana, por no decir cada día y que me juzguen de exagerada, sale a la luz un nuevo caso de corrupción. Y es aqui a donde quería llegar.

El paro, las dificultades financieras a la hora de afrontar una carrera universitaria, la deuda hipotecaria y, con ella, los desahucios, las diez mujeres asesinadas por violencia de género en lo que llevamos de año y seguro que alguno más, son dramas que siguen presentes en nuestro país, aunque ya no sean trending topic. Por lo que me llego a plantear una reflexión y, sobre todo, una gran duda ¿es la corrupción una potente herramienta mediática y política para evitar otros importantes temas abandonados por nuestros representantes?

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Te puede interesar

Legislatura con sabor a democracia

El Partido Popular, tras su victoria en las pasadas elecciones, volvió a consolidarse como el partido más votado del país ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas