No te pierdas:
Inicio / Sociedad / 37 fallecidos y 125 heridos en Ankara

37 fallecidos y 125 heridos en Ankara

El estallido de una bomba en Ankara (Turquía), en las inmediaciones de una estación de metro, y una parada de autobuses municipales deja hasta la fecha, 37 víctimas mortales y 125 heridos

 

DÓNDE SUCEDIERON LOS HECHOS

 El trágico suceso fue acontecido, el pasado 13 de marzo, momentos previos a la celebración a una manifestación cuyo fin era promover la paz. Dicho acto no fue celebrado, pero sí hubo horas más tarde una concentración en la cual se acusaba al Estado turco de estar tras esta explosión.

La bomba se encontraba en un coche, y estalló tras el impacto del mismo con un la parte trasera de un autobús.  Alrededor de las 18.45, hora turca (una hora menos en la Península), una cámara de seguridad recogía una escalofriante escena: la zona cercana al parque Güven, colmada de gente, quedaba envuelta en llamas. El término en el que se dieron los hechos quedó inmediatamente acordonado y repleto de ambulancias y cuerpos de seguridad.

 

BALANCE DE VÍCTIMAS

Fueron 23 las personas que perdieron la vida en el mismo lugar de los hechos, y el resto, hasta la suma de 37 fallecidos, lo hicieron en el traslado al hospital o en el mismo. Entre los fallecidos se podrían encontrar, supuestamente, uno o dos suicidas artífices de la explosión. En cuanto a las 125 personas que resultaron heridas, el número de hospitalizados ha descendido a 71.

 

DETENIDOS CUATRO SOSPECHOSOS

Se sospecha del Partido de los Trabajadores de Kurdistán, PKK, de estar tras este ataque. Hasta el momento, han sido detenidas cuatro personas sospechosas, y se ha identificado a una mujer kurda, supuesta artífice del estallido suicida.Dicha mujer ya había sido detenida anteriormente, en 2013, tras ser acusada de ser militante ilegal del PKK. En relación con esta joven, se han hecho varias detenciones en Tekirdag, donde reside su familia. Según los datos proporcionados por la agencia semipública Anadolu, los cuatro sospechosos, detenidos en Sanliurfa, han sido trasladados a Ankara. Son los dueños de una galería comercial, y han sido detenidos bajo la acusación de vender un coche marca BMW, supuestamente, a los posibles terroristas suicidas.

 

LA INTERVENCIÓN DEL GOBIERNO

El Gobierno turco se enfrenta a la situación tratándola como un ‘ataque terrorista’, y no cesa en la investigación, ya que hay información sobre los hechos que podría mostrar que se trata de un atentado suicida. En los momentos posteriores a la explosión, se activó la prohibición de emitir información sobre los hechos, tanto en televisión como en las redes sociales. Esto llegó incluso a causar la inactividad, por orden judicial, de Facebook y Twitter.Por el momento, la censura se ciñe a prohibir la emisión de imágenes tanto del estallido, como de sus instantes posteriores.Aunque bien es cierto que las televisiones sí pueden proporcionar datos sobre los hechos.Esta decisión proviene de la oficina de Ahmet Davutoglu, primer ministro, y está motivada por cuestiones de seguridad y privacidad pública, así como para evitar propaganda terrorista.

El Gobierno ha sostenido su postura de preferir no referirse a este acontecimiento como ‘atentado’, aunque se reconoce su gran parecido con lo ocurrido en junio de 2015.

Turquía ha sido escenario y víctima de varios sucesos como este recientemente, llegando a un total de 3 atentados en los últimos cinco meses.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Te puede interesar

El hoy es malo, pero el mañana… es nuestro

Cada año encontraremos algo de lo quejarnos, algo que cambiar para el siguiente. Aunque, para no variar, seguiremos quejándonos desde ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas