No te pierdas:
Inicio / Sociedad / Condenado como narcotraficante un agricultor por el cultivo de cáñamo

Condenado como narcotraficante un agricultor por el cultivo de cáñamo

Sembré cáñamo por lo bueno que es comer cañamones” afirmó Juan Zurita, más conocido en la Alpujarra granadina como “Juan El Ecologista”, tras encontrarse en su casa más de 120 kilogramos de dicha sustancia 

Recordar en primera instancia que el cáñamo y la marihuana son la misma planta (Cannabis sativa) diferenciadas fundamentalmente por su contenido en THC, que es el componente psicoactivo del cannabis.

La denuncia viene dada por el hecho de que 500 gramos de dicho cultivo superaban el 1% de este componente, lo que en este caso genera la ilegalidad del producto. Recordar además que la marihuana que habitualmente circula por el territorio peninsular suele contener entre un 10 y un 20 por ciento de THC, lo cual se convierte en una de las mejores bazas que posee el agricultor para desmarcarse de su supuesta actividad ilícita.

En lo referido al historial de este señor destacar que no es la primera vez que choca con la justicia por ejercer su profesión, ya que ha sido absuelto por distintos juzgados en un par de ocasiones en los años 2011 y 2014 respectivamente. Además ha adoptado un papel relevante como activista ecologista como consecuencia de la acérrima defensa de su causa.

Sin embargo esta pólemica no queda exenta de discusión respecto a donde se establece el límite entre el cáñamo y la marihuana. Por un lado los asesores jurídicos del Ministerio de Sanidad se respaldan en una ley de 1967 y en la convención única de la ONU, donde de dichos textos, al no establecer un porcentaje mínimo de THC, se interpretan como una generalización del Cannabis sativa a lo hora de situarlo bajo el régimen de control de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

En resumen, según estos documentos todo cáñamo es considerado droga, aunque surgen dudas, ya que dentro del propio Ministerio de Sanidad y en diversas organizaciones de renombre se establecen porcentajes que excluirían a Zurita de cualquier delito.

Además también han surgido manifiestos en defensa del agricultor como el secretario de la Federación de Asociaciones Cannábicas, David Rabé que afirma que lo que cultiva Zurita es cáñamo industrial y que nadie lo usaría para uso recreativo.

Como conclusión, decir que la normativa no tiene en cuenta que las plantas son un ser vivo, y que aunque la semilla contenga un nivel legal de THC esta puede derivar como consecuencia de la evolución de la especie durante el cultivo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas