No te pierdas:
Inicio / Sociedad / De la clase a la calle

De la clase a la calle

Acción y Reacción. ¿Las reformas educativas de 1986/1987, el Plan Bolonia, la LOU, la LOMCE o las “movilizaciones estudiantiles de 1986/1987”, el “No a Bolonia”, “No a la LOU”, “No a la LOMCE”? La historia, reciente y no tan reciente, de nuestro país nos ha dejado ver como cada acción por parte del gobierno en reformas educativas ha despertado una fuerte reacción entre el colectivo de estudiantes, convirtiendo a Sevilla en un referente del movimiento estudiantil a nivel nacional. Ante estas imposiciones, han surgido movimientos de acción sindical con el objetivo de ser la herramienta de trabajo para echar atrás estas leyes elitistas y clasistas que dejan en la calle a los estudiantes con menos recursos económicos.

¿Con qué herramientas contamos los estudiantes para movilizarnos?

El Sindicato de Estudiantes nace en 1985 de mano de miembros de la revista Nuevo Claridad, ahora El Militante. En sus orígenes tuvo una gran participación en las movilizaciones estudiantiles de 1986 y 1987 donde se terminó de consolidar como organización. Se definen como un sindicato de clase, de izquierdas, obrero, internacionalista, anticapitalista y antifascista; “una organización que defiende los derechos de los estudiantes de los hijos de los trabajadores, y basamos nuestra acción sindical en los mejores tradiciones de lucha de la clase obrera”. A nivel nacional cuenta con sedes y miembros en todas las comunidades autónomas y a la vez en todas las ciudades de España.

Actualmente tiene más presencia en los institutos y que en las universidades, y su fin es una educación pública de calidad, gratuita, democrática y laica.

El Sindicato de Estudiantes es el que actualmente más convocatoria a nivel nacional tiene, por su repercusión en los medios. En Sevilla tiene presencia puntual en todas las facultades, si bien no se encuentra representado en las delegaciones de alumnos. Al cabo del año realizan numerosas convocatorias de huelga, siempre presentándolas en asambleas en todas las facultades de Sevilla. No obstante, no es una organización asamblearia que esté representada en los diferentes campus o facultades, sino que se participa a nivel individual ante la coordinación estatal ordenada por ciudades.

Aunque no secundan los numerosos encierros de la Universidad de Sevilla y Universidad Pablo de Olavide, sí que actúan mediante piquetes informativos en fábricas de barrios.

Al no encontrar respuesta a la entrevista al Sindicato de Estudiantes no puedo completar con más datos.

El Movimiento de Acción Estudiantil nace en el curso 2009/2010 tras las movilizaciones contra Bolonia con la intención de crear una organización que vaya acumulando la experiencia aprendida en anteriores movimientos. MAE es un sindicato miembro de la organización estatal de Estudiantes en Movimiento. A su vez MAE pertenece al Bloque Andaluz de Sindicatos de Estudiantes.

El principal posicionamiento político que tienen es el de una educación pública, gratuita y de calidad. En sus inicios contaban con unos veinticinco miembros que actualmente se remontan en unos cien de carácter activo, más la numerosa presencia  de las estudiantes que se suman a sus cortejos.

En sus estatutos dicen…: “El MAE se inspira en los principios de feminismo, justicia, solidaridad, libertad, antifascismo y democracia, así como en el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales”. En sus discursos políticos y en los comunicados utilizan el femenino genérico como una herramienta más para reivindicar los derechos de la mujer.

Se consideran como una organización apartidista, que no apolítica, ya que a título individual tienen una definida interpretación y conciencia sobre ésta.

La organización del MAE es totalmente asamblearia y horizontal. Se dividen a través de grupos de base por facultades o campus que se reúnen semanalmente para tratar los temas de la orden del día, debatir y tomar las decisiones que serán llevadas por el representante de cada grupo de base a la coordinación donde se ponen en común todas las posturas ante el coordinador general, de modo que las decisiones siempre sean tomadas de abajo a arriba. Actualmente tienen representación en los Campus Cartuja, Escuela Politécnica Superior, Rectorado, Reina Mercedes, Macarena, Bellas Artes, Ramón y Cajal, Institutos y UPO. En contraposición con el Sindicato de Estudiantes, el MAE tiene una mayor presencia en la Universidad que en los institutos ya que su lucha surge desde ésta. No obstante, tienen un grupo de base de institutos está en continuo crecimiento. En la acción se dividen mediante las siguientes comisiones: Comunicación, Acción Sindical, Feminista y Formación y Análisis. Cada cuatrimestre se realiza la Asamblea General Ordinaria en la que se hace balance del curso, se planean nuevas estrategias y campaña y se eligen a las responsables de cada comisión y al nuevo coordinador de cada grupo de base.

sevillapara

Protesta durante el movimiento “SevillaPara”/ Esther LINARES

Durante este curso están llevando a cabo la campaña de la PAT, Plataforma de Afectadas por las Tasas. Es una campaña mediante recogida de firmas en la que se tratarán de conseguir objetivos como el pago fraccionado, el B1 gratuito, la igualdad en las tasas de Grado y Máster y la congelación del expediente. Esta última actúa en defensa de aquellos estudiantes no becados que no pueden enfrentarse al pago de la matrícula y que a pesar de haber aprobado sus asignaturas, éstas quedan anuladas en su expediente. Así, pues, la congelación del expediente busca que, una vez afrontados los pagos, esas asignaturas vuelvan a aparecer como aprobadas y no nulas.

El Movimiento de Acción Estudiantil fue el protagonista de “Sevilla Para”, un movimiento propio surgido en mayo de 2012 que convocó un parón académico promovido por los estudiantes contra la subida de tasas. Tras esta movilización Andalucía tiene las tasas universitarias más baratas de todo el estado español.

Sindicato de Estudiantes o MAE, MAE o Sindicato de Estudiantes, lo que está claro es que ante el descontento de la comunidad estudiantil los estudiantes sevillanos no se callan. Si no hay organizaciones se crean, y si las hay se reinventan estrategias de trabajo para hacer realidad los objetivos de los estudiantes que buscan una educación pública y de calidad.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas