No te pierdas:
Inicio / Sociedad / “Que la fuerza te acompañe”
Uriel Valentin / photo on flickr

“Que la fuerza te acompañe”

Muchos podemos rememorar personajes de leyenda, mentores que han marcado nuestra infancia o juventud como pueden ser: Yoda, en La Guerra De Las galaxias; Gandalf en el Señor de los Anillos; El Profesor Miyagi en Karate Kid (y su mítico ”dar cera, pulir cera”); o el gran V, en V de Vendetta. Y es que no estamos del todo equivocados al hacernos una idea a partir de ellos

Dentro de este mundo laboral de constante cambio, reformas y profesiones que surgen de debajo de las piedras, llega una nueva disciplina a nuestro mundo. Esta, debe su nombre a la mitología griega, en concreto, a la Odisea de Homero, en la cual Méntor, amigo de Ulises, se encarga de preparar a su joven hijo Telémaco para sucederle como rey de Itaca. Méntor tuvo que ejercer de padre, maestro, modelo, consejero asequible y fiable, inspirador y estimulador de retos de modo que Telémaco se convirtiera en un rey sabio, bueno y prudente.

Por tanto, podemos definir este concepto como el proceso en el cual un mentor (”maestro”) contribuye con un ”mentee” o ”mentorizado” (aprendiz) para que este desarrolle todos sus potenciales: fisicas, psicológicas, sociales, laborales, etc.

Las funciones básicas de un mentor, no son más que estar al lado del estudiante/aprendiz/ trabajador que lo necesite para adaptarse al nuevo medio en el que va a trabajar, o para ayudarle a llegar a una serie de objetivos que no puede conseguir por sí solo.

Aquello, que al menos desde un punto personal, hemos podido observar es que cuando había ciertos estudiantes mayores que ayudaban a los novatos, compañeros amables que al tener más experiencia te ayudaban a moverte por ese nuevo mundo en el que te encontrabas perdido; esta guía ha tenido tal influencia en las empresas, universidades o instituciones, que lo ha llevado a convertirse a una nueva profesión.

En Estados Unidos se utiliza desde hace ya más de medio siglo, aunque en el ámbito académico y con el objetivo de ayudar a los niños en su desarrollo para que puedan explotar su potencial. Lo que podría asemejarse en España, a la voluntad de algunos profesores que en institutos de manera voluntaria, deciden emplear un tiempo de su jornada para realizar una actividad concreta con una serie de alumnos, a la existencia de personas dispuestas a ”adoptar” a un nuevo alumno que entra en la facultad para ayudarle en lo que sea necesario (como la campaña de ”adopta a un fcomita” que lleva a cabo la delegación de alumnos de la Facultad de Comunicación).

Es más, esta disciplina ha adquirido tanta relevancia en este país que hasta han creado el mes nacional del mentoring, una campaña que se celebra en enero para promover mentores que orienten a los jóvenes estadounidenses.

Aunque sus ventajas sean aparentes, hay sectores que creen que este nuevo perfil de trabajador, puede suponer una coartación a las capacidades y al potencial que puede desarrollar un apersona dentro de una empresa. Habilidades de comunicación, escucha activa, rigor, interés y buen manejo de las inquietudes y expectativas de sus mentees, son para los especialistas el equipamiento básico de todo buen mentor. Pero no basta solo con eso, y es que califican como ”el mayor error de un mentor”, el quedarse desactualizado, en lo que pueden caer muchos trabajadores si se escogen a los más experimentados. El contar las batallitas de cuando ellos estaban en esa situación, puede provocar que el mentorizado en vez de tener como ejemplo a ese mentor, le tenga como guía y se limite, por tanto, a seguir sus pasos de una manera calcada.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Te puede interesar

Protoreflexión de la cultura occidental

No hay mayor entretenimiento para el ser humano que el juego del entendimiento, la razón y la filosofía. Ya lo ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas