No te pierdas:
Inicio / Opinión / Ni puta ni santa

Ni puta ni santa

Hoy, en un mundo que tiembla con la noticia de que Trump se ha convertido en presidente de los EEUU, en España muchos lloramos la muerte de Cristina Ortiz Rodríguez “La Veneno”

Icono transgénero desde los 90 y musa de Pepe Navarro, había vuelto recientemente al ojo mediático con su biografía “¡Digo! Ni puta ni santa. Las memorias de La Veneno” que tras 8 años de lucha había conseguido publicar. Hoy, queremos recordar a Cristina como lo que realmente fue, una luchadora, un referente, esperpéntica, incorrecta.

Maltratada desde su infancia por su entorno, familiares y por un mundo que aún no estaba preparado para que una mujer transexual se mostrara sin tapujos como mujer.

Cristina fue echada por su madre de su natal Adra con tan sólo 13 años, se refugió en las calles de Madrid, donde ejercía la prostitución hasta que se abrió paso en la televisión, pasó tres años en la cárcel donde tampoco pudo escapar de abusos y agresiones, tras su salida de la cárcel y con el paso de los años, ahora vivía uno de sus mejores momentos.

Desde aquí queremos despedirla como el icono que fue, la mujer sin pelos en la lengua que nunca consintió esconderse.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas