No te pierdas:
Inicio / Sociedad / No son muertes, sino asesinatos

No son muertes, sino asesinatos

Amanecíamos el pasado 25 de noviembre envueltos en titulares sobre la mujer, sus derechos y su defensa. Pero no solo podíamos hacernos eco de manifestaciones, movimientos, pancartas… en favor de la mujer, también amanecíamos con titulares que anunciaban el fin de la vida de muchas mujeres a manos de sus parejas. ¿Por qué solo un día? ¿Por qué la atención sobre el colectivo femenino se reduce a un día? La lucha por la igualdad crece día a día, no le pongamos impedimento.

¿POR QUÉ EL 25 DE NOVIEMBRE?

El machismo es el encapuchado que se esconde tras la violencia verbal, sexual, física… y contra el mismo, se celebra el 25 de noviembre el Ddescargaía Internacional de la Eliminación de la Violencia de la Mujer. No es una fecha azarosa, y es que fue el 25 de noviembre de 1960 el día en que fueron maltratadas, encarceladas, violadas, y finalmente asesinadas las Hermanas Mirabal, Las Mariposas, a manos del dictador Rafael Trujillo. Aunque la Asamblea General de Naciones Unidas reconoció tal fecha como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de la Mujer en 1999 (Resolución 54/134), se produjo la primera convocatoria en 1981, por parte del colectivo feminista de Latinoamérica.

El pasado viernes 25 de noviembre, en España, tuvieron lugar numerosos actos y movimientos contra la oleada de violencia machista que azota a nuestra sociedad. Algunos ejemplos son: el homenaje en la Plaza Mayor de Alcobendas por parte de Citytime; las exposiciones realizadas por la Universidad de Alicante; la campaña de crowdfounding en Madrid; la XXIV Muestra Internacional de Filmes de Mujeres, en Barcelona. Además, se convocaron diversas manifestaciones en distintas ciudades españolas.

¿QUÉ DICTA LA JUSTICIA?

Al respecto, el presidente de Castilla-La Mancha se pronunció con las siguientes palabras: ‘La violencia de género no puede quedarse entre las paredes de un domicilio’. ¿Por qué estas palabras? Estas palabras sirven para abrir la explicación de qué se entiende por violencia de género en España. No todos los malos tratos parecen estar amparados por la ley, al menos no como se cree entender en la sociedad. Actualmente, la ley nacional regula la violencia de género, hacia mujeres, en tanto que a parejas o ex parejas se refiere. Cuando se habla de violencia contra la mujer se hace referencia a una violencia que queda recogida en el Artículo 1 (1993) de la Declaración Eliminación de la Violencia contra la Mujer, pero, ¿qué es la violencia de género? Violencia de género se entiende como una práctica discriminatoria verbal, física, sexual… contra la mujer por el simple hecho de serlo. Parece haber diferencia entre lo establecido y lo llevado a la práctica.  Pero esto, llevado a la práctica supone ser entendido y juzgado como una práctica discriminatoria a la mujer por su cónyuge o ex pareja. Puede verse aquí tanto un mal uso del lenguaje, como un reduccionismo y simplificación de la realidad, quedando numerosas mujeres ante el desamparo de la ley, ya que esta llevada a la práctica no recoge los abusos fuera del núcleo familiar.

LENGUAJE Y REALIDAD, DOS DIMENSIONES

Si bien el feminismo es un movimiento que intenta lograr y establecer la igualdad entre hombres y mujeres, parece que parte de la sociedad se empeña en frenar este proceso, o hacer que se entienda de mal modo. En primer lugar, esto ocurre cuando el término ‘feminista’ es cambiado por ‘feminazi’, o cuando se interpreta al movimiento feminista como una acción contra el hombre. En este pequeño giro en el significado de conceptos se esconde una mala orientación de la sociedad, acabando así con duros años de lucha y sufrimiento. Pero, ¿cómo se crea el mal entendido? Quizás hay un problema estructural, que comienza en el uso del lenguaje, y acaba en la ley. ¿Cómo? En primer lugar, feminismo no es el opuesto de machismo, y en segundo lugar, cuando se utiliza la palabra ‘género’, la ley ampara a las mujeres maltratadas por sus parejas. De este modo, podríamos encontrarnos inmersos en un problema estructural que nace de la falta de conocimiento de aquellos elementos con los que convivimos.

Ante este desfase entre expresión, significado, y práctica, se abren numerosos interrogantes, ya que, si bien se reconoce que la violencia a la mujer es un problema global que hay que erradicar, también hay que añadir que aunque en menor medida, hay hombres que mueren a manos de las mujeres. Aunque sean una minoría, habría que darles voz. Por tanto, cabría la duda de si ‘violencia de género’ es el mejor término para hacer referencia a algo que solo ampara a las mujeres maltratadas por sus parejas. Hasta el momento, en 2016 son 29 los hombres asesinados a manos de una mujer. El último caso, ha tenido lugar en la capital hispalense. Además, la violencia de género tampoco repara en los menores de edad que sufren las consecuencias de este mal trato a sus progenitoras. Aunque no es fácil dar con noticias sobre el abuso hacia el hombre, existen, y merecen ser oídas.

Con esto, no se hace un llamamiento a bajar la guardia en la defensa de la mujer, o en tomarlo como un problema minoritario, o dado en igual medida que el maltrato al hombre, sino, tal vez, a dar una vuelta de tuerca al lenguaje utilizado, el cual puede ser contraproducente en la carrera por la igualdad que tanto esfuerzo supone.

¿Usamos el lenguaje más apropiado? ¿Es este el culpable de las dificultades que encontramos en la sociedad para erradicar la discriminación?

Así pues, no solo cabe la reivindicación de los derechos de la mujer y la liberación de esta de las garras del machismo, sino también la liberación de las trampas del lenguaje, pudiendo dar voz a todas las realidades, aunque sean minoritarias.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Te puede interesar

PINK TAX: ¿otra forma de discriminación contra la mujer?

No solo cobramos menos o nos cuesta más llegar a altos cargos,  también nos hacen pagar más por los mismos ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas