Home / Sociedad / ¿Y si me hago vegetariano?

¿Y si me hago vegetariano?

En la sociedad actual, en la que cada vez hay más problemas alimenticios, hay también una tendencia creciente a seguir dietas restrictivas, como son las vegetarianas. ¿Es del todo recomendable las dietas vegetarianas que no dejan de conseguir adeptos? ¿Son todo ventajas?

LA CULTURA VEGETARIANA

Si bien se habla cada vez más de los riesgos de la mala alimentación que llevan a problemas de obesidad –y cada vez a más temprana edad-, también es preciso prestar atención al aumento de las rutinas alimenticias vegetarianas.

En la sociedad actual hay un gran aumento de la población que afirma no ingerir productos deIMG_4513 procedencia animal, o consumirlos con cada vez menos frecuencia. Antes de conocer la cantidad de vegetarianos que hay, los motivos, y sus consecuencias, es preciso explicar en qué consiste.

Una persona vegetariana es aquella que no consume productos cárnicos. Pero no están solo las personas vegetarianas, dentro de este estilo de vida podemos encontrar dietas veganas (restricción plena de cualquier alimento de origen animal), lacto-veganas (alimentación basada en vegetales, cereales, y lácteos), y ovo-lacto-veganas (inclusión de huevos y lácteos en la dieta)

Los motivos por los que esta tendencia aumenta son muy variados, pero están en la cabeza de la lista el cuidar la línea, tener una alimentación ‘más limpia’, y cuidar la Tierra, evitando el maltrato animal y el consumo de seres sensitivos.

Pero, ¿hasta qué punto es buena esta nueva rutina alimenticia?

 

 

¿CUÁNTOS VEGETARIANOS HAY?

Según los últimos estudios realizados a finales de 2015, hay más de 600.000 millones (y en aumento constante) de vegetarianos en el mundo, siendo India donde se registra un mayor porcentaje (40% de la población total) de personas que no consumen productos cárnicos. Cada año aumenta un 10% la cantidad mundial de vegetarianos.

Según F. Foodways, en Estados Unidos un 13% de la población lleva una alimentación vegetariana, pero es también este uno de los lugares con mayor índice de obesidad.

Si centramos la visión en la Unión Europea, Alemania es el segundo país con mayor número de vegetarianos (9%), siendo Italia el primero con un 10%, según informa el Instituto de investigación Eurispes. En el otro lado de la moneda está Francia, donde la población vegetariana apenas ha aumentado un 0’5% desde 1990, estando ahora en un 2% de su población total. Países Bajos y España rondan el 4-5%, aunque en España hay una tendencia creciente en favor a las dietas basadas en vegetales.

Si hemos de destacar un país en el que la población vegetariana ha aumentado mucho, ese es Austria, donde ha habido un aumento del 300%, siendo vegetariana un 9% de su población total y un 47% de aquellas personas menores de 40 años.

 

 

¿QUÉ DEBEMOS HACER?

Como en todos los ámbitos de la vida, el problema puede radicar más en el cuánto o en el cómo que en el qué. Por ello mismo, este tipo de dietas que ahora están de moda, o en un momento de auge, no son plenamente malas ni plenamente buenas –según los expertos-.

Últimamente se han publicado numerosos artículos sobre el riesgo de consumir cierto tipo de carnes, entre otros alimentos. Al igual que también hay artículos que confirman que no hay una relación directa entre la buena salud plena y las dietas vegetarianas.

Por ello, podemos destacar una serie de puntos positivos y negativos de las dietas veganas o vegetarianas.

En cuanto a los efectos negativos de este tipo de alimentación podemos citar: debilidad en los huesos; carencia de vitamina B12 (afectando así al sistema nervioso); carencia de ácidos grasos omega3 (con consecuencias de tipo cardiovascular); anemia; y deficiencia proteica.

De otra parte, encontramos efectos positivos como: reducción del colesterol; bajada de la posibilidad de sufrir infartos; menor riesgo de cáncer de colon; menos diabetes; bajada de sobrepeso…

Aunque bien cada uno es libre de llevar la vida y alimentación que desee, estas conductas no son apropiadas para toda la población, ya que hay sectores de riesgo que no deberían tener pautas restrictivas en cuanto a la ingesta alimenticia. Entre ellos, podemos citar a los niños y adolescentes, que por estar en edad de crecimiento deben no eliminar ningún alimento porque eso supondría la eliminación de sus propiedades; los ancianos; y aquellos que hubieran sufrido con anterioridad desórdenes alimenticios (bulimia, anorexia…), dado que la restricción de ciertos alimentos podría desencadenar en un trastorno –de nuevo- obsesivo respecto a la comida que lleve a una repetición de la restricción total de la ingesta calórica.

Por ello, no hay una respuesta concreta al ‘qué debemos hacer’, puesto que cada persona tiene unas circunstancias vitales determinadas. Mas, sí es de acuerdo común que el problema radica en el exceso de carencias o en el exceso de consumo.

Para finalizar, sería apropiado citar a Paracelso (médico romano del s. I): <<Todo es veneno, nada es sin veneno. Solo la dosis genera el veneno>>

 

Fotografía de: María Soriano Santiago.

4 comentarios

  1. Un articulo con muy o nada credibilidad, muy desinformativo y tendiente a descalificar una “dieta” veganismo sin information contrastada y datos verases. La organizacion mundial de la salud hizo publico que el veganismo aporta todo lo necesario para tener una vida saludable, y es recomendanle para cualquier etapa de la vida.
    En el documental tenedores en vez de cuchillos, esta todo muy bien explicado. Y si te queda mas tiempo ve el documental Cowspiracy muy importante para entender mas sobre la situacion de la industria de la leche y carne y el porque no es recomendanle ni beneficiosa para el planeta.

    • Te respondo lo mismo que al anterior comentario, al volver a leer mi publicación ahora, con el tiempo transcurrido y todo lo que he leído sobre el tema, asumo que debería estar enfocado de otro modo.

  2. “Plenamente malas ni plenamente buenas”??
    Lo que los expertos dicen es que “Una dieta vegana bien planificada es beneficiosa y previene enfermedades” y “buena en cualquier etapa de la vida, desde la gestacion hasta la vejez”
    Lo minimo antes de escribir un articulo es informarse en fuentes de las mejores universidsdes de nutricion del mundo.

    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19562864
    https://t.co/Y60u5agNLJ
    http://www.elmundo.es/elmundo/2010/07/20/valencia/1279645414.html
    https://youtu.be/ZzvK5uLu7F0
    https://youtu.be/UyYB1QeoKG4

    • Reconozco mi parte de error, he vuelto a leer la publicación, y ahora con el tiempo transcurrido y todo lo que he leído sobre el tema, asumo que debería estar enfocado de otro modo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Un lío embarazoso

Leer los diferentes cambios que se producen en el cuerpo de una mujer cuando está embarazada puede conducirnos al cuestionamiento ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies